Negreira afirma que la solución del nuevo gobierno local para el edificio Fenosa “no pasa por el derribo”

|

El Ideal Gallego-2011-06-08-002-6b120927

lorena fernández > a coruña

 Por la mente del nuevo alcalde, Carlos Negreira, no pasa la idea de tirar el edificio Conde de Fenosa. El conservador habló ayer por primera vez sobre este asunto desde que se publicó el auto del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) que obligaba a la demolición, tras rechazar los tres recursos de súplica planteados, y lo hizo para tranquilizar a los afectados. Según explicó, las actuaciones de su ejecutivo, que tomará posesión el sábado, no contemplan el derribo. “La solución para nosotros no pasa por el derribo, sino que pasa por arreglar el problema de otra forma que sea positiva para los ciudadanos y que sea positiva para los directamente afectados por las viviendas o locales de negocio que hayan adquirido”, manifestó el regidor electo en una comparecencia pública en Santiago.
El popular se comprometió a “trabajar desde el primer minuto”  para subsanar “un problema viejo, al que hay que buscar soluciones”. Así, aseguró que a partir del lunes su equipo estará en disposición de tomar las primeras decisiones al respecto. Y es que los plazos apremian a los responsables municipales, pues el alto tribunal gallego concedió cinco días para plantear un recurso. De lo contrario, en dos semanas la administración local tendría que presentar una planificación sobre cómo se llevaría a cabo el derribo, en base a la sentencia de 2001 a la que se retrotrae la última resolución dictada por el TSXG.
Negreira aseguró, por tanto, que hasta el momento en el que se produzca su entrada en María Pita, su gabinete tratará de establecer cuál es la situación real en la que se encuentra el caso, en un momento en el que la ciudad atraviesa un proceso de “traspaso de poderes y cierta interinidad”. De ahí que el lunes los representantes del gobierno entrante Julio Flores, Miguel Lorenzo y Martín Fenández mantuvieran una reunión con la concejala de Urbanismo en funciones, Obdulia Taboadela. Tras ese encuentro, ambas partes coincidieron en que aún quedan vías para salvaguardar la edificación de la calle de Fernando Macías y acordaron seguir trabajando juntas en la búsqueda de esas alternativas.
La pasada jornada, sin embargo, el futuro primer edil matizó estas declaraciones, pues atribuyó la sesión entre PSOE y PP a un mero intercambio de información: “En estos momentos intentamos hacernos con toda la información, para que el gobierno en funciones nos aclare cuál era su plan B, sus opciones”.

Objetivos > En todo caso, la decisión que adopten los conservadores previsiblemente la semana que viene tratará de cubrir un doble objetivo. La prioridad será, comentó Negreira, la de proteger los intereses de las más de 100 familias que a día de hoy residen en el edificio Fenosa y que, añade, compraron “de buena fe” viviendas y locales, para que “no sufran las repercusiones de errores urbanísticos”.
En segundo lugar, el nuevo regidor establece el reto de que las arcas municipales y, en definitiva, “todos los coruñeses”, “no se vean afectadas” por una decisión “tomada en su día”, que podría llevar a la quiebra al Ayuntamiento de hacerse efectivo el derribo.


 

Negreira afirma que la solución del nuevo gobierno local para el edificio Fenosa “no pasa por el derribo”