Oriol Riera, con un golpe, no pudo ejercitarse ayer

El RC Deportivo retornó ayer a los entrenamientos en Abegondo con rostros de satisfacción en sus jugadores, después de haber arañado un punto frente a un Athletic de Bilbao que vencía 0-2 apenas a diez minutos del final de la contienda.
El ensayo del equipo consistió en una ligera sesión de recuperación para los hombres con mayor carga de esfuerzo ante los ‘leones’, mientras que el resto del plantel se ejercitó a mayor intensidad.
El delantero Oriol Riera no pudo tomar parte en la actividad de grupo debido a una contusión en la cresta ilíaca que le obligó a quedarse en el gimnasio de la Ciudad Deportiva.
Los titulares del domingo apenas corretearon por espacio de 45 minutos sobre el césped del ‘Mundo del Fútbol’ para posteriormente retirarse a las duchas en una fría y húmeda mañana otoñal.
Víctor Sánchez del Amo apretó más a los futbolistas con menos minutos, que realizaron diversos ejercicios tácticos, de salida de balón y basculación defensiva, un largo partidillo de acoplamiento y, como colofón, un exigente circuito físico, con varias progresiones de velocidad.
Como viene siendo habitual en las últimas semanas, el meta canario Fabricio Agosto se entrenó al margen de sus compañeros y se mostró optimista respecto a su estado —ultima la recuperación total de una lesión de rodilla— de cara a los próximos encuentros del primer equipo.
Sin ningún tipo de contratiempo el primer test preparatorio blanquiazul de la semana concluyó a las 12.10 horas. 
En un entrenamiento sin apenas presencia de público pudo apreciarse el gesto cabizbajo de Juan Domínguez; sin duda el del domingo no fue el partido de un jugador que siente muy adentro el escudo del club.
A buen seguro que sus compañeros se encargaron de animar al fino medio de Pontedeume.

Oriol Riera, con un golpe, no pudo ejercitarse ayer

Te puede interesar