La Xunta invertirá casi 400.000 euros en obras en los colegios coruñeses

El Ideal Gallego-9999-99-99-999-2a4ff592
|

La Xunta prepara ya el inicio del nuevo curso lectivo con una batería de inversiones para mejorar la calidad de los institutos públicos coruñeses de cara a hacerlos más cómodos para los estudiantes. La inversión proyectada roza los 400.000 euros que se repartirán entre un total de 17 centros.
En las instalaciones educativas de A Coruña hay que realizar algunas reformas o crear nuevas instalaciones y el Ejecutivo autonómico tiene claro por qué actuaciones se debe comenzar. En concreto, en su agenda hay obras hasta en 17 institutos, además de varios proyectos en colegios del área metropolitana. El presupuesto para las mejoras que se ejecutan o están pendientes de cara al nuevo curso en el municipio es de 393.816,9 euros.
El instituto Eusebio da Guarda es el que más dinero conseguirá en el reparto ya que son necesarios cinco proyectos que van desde pintar la fachada trasera del céntrico inmueble a la reforma de la instalación eléctrica, pasando por el arreglo de canalones y ventanas de la terraza del observatorio y colocación de una bajante. El cómputo global asciende a más de 181.000 euros.

Varias actuaciones por edificio
Los colegios de Infantil y Primaria de Zalaeta y Víctor López Seoane, el instituto de A Sardiñeira y el Rafael Dieste, empatan con dos planes cada uno, pero será el López Seoane el que requiera más dinero de los fondos autonómicos ya que la reparación de los aleros y la sustitución de la carpintería costarán 59.749,2 euros.
En Zalaeta lo más destacado es el cambio de los elementos de carpintería del comedor, así como la instalación de un ventilador, y en A Sardiñeira se ampliarán los espacios por el nuevo ciclo de química mediante un presupuesto de 19.944,85 euros. En el caso del Rafael Dieste, situado en el barrio de Riazor, el Ejecutivo gallego reserva una partida para la impermeabilización de los canalones y la reforma del pararrayos, que costará 9.200 euros.
Asimismo, el arreglo de la cubierta del edificio se ha calculado en casi 15.000 euros. Sin embargo, no serán los únicos equipamientos públicos que sufran alguna pequeña reforma. Por ejemplo, el Monte das Moas requiere una reforma de la instalación eléctrica (27.749 euros) y, según fuentes de la Xunta, son más los inmuebles que necesitan una restauración de algún punto de los tejados como los institutos Ramón Menéndez Pidal y Urbano Lugrís. En el Raquel Camacho se instalará una línea de vida sobre la pista exterior quizá para ejecutar una limpieza y en el instituto de Adormideras se repararán las filtraciones de agua que padecen alumnos y cuerpo docente a través del lucernario. l

La Xunta invertirá casi 400.000 euros en obras en los colegios coruñeses