Muere un ciclista y otros siete resultan heridos al ser atropellados por un octogenario

El Ideal Gallego-2016-03-13-021-6c0e6804_1
|

Un ciclista murió ayer y otros siete resultaron heridos de diversa consideración, cuatro de ellos muy graves, tras ser arrollados por un todoterreno cuando circulaban por una carretera a pocos kilómetros de la entrada del municipio pontevedrés de A Guarda.
El conductor que atropelló al pelotón de ciclistas es un hombre de 87 años que dio negativo en las pruebas de alcoholemia y de drogas a las que fue sometido, según confirmaron fuentes de la Policía Local de A Guarda, que también apuntaron que este hombre tiene el carné en vigor y el coche con el que se produjo el siniestro tiene la ITV vigente, aunque el parabrisas del todoterreno resultó roto y el frontal abollado debido al siniestro.

carretera ancha
Fuentes de la Guardia Civil de Tráfico confirmaron que el grave siniestro tuvo lugar pasadas las 11.00 horas cerca del lugar de San Xián, en el punto kilométrico 43,5 de la carretera PO-552, que comunica Baiona y A Guarda. Se trata de una carretera “ancha”, con un carril en cada sentido, y que cuenta con un espacio habilitado para peatones.
El accidente ocurrió en una zona de línea continua “con buena visibilidad y recta”, en la que es muy habitual, máxime en días con una meteorología favorable, como es ayer, que haya multitud de ciclistas y personas paseando.
El alcalde de A Guarda, Antonio Lomba, calificó de “inexplicable” el siniestro, porque “los coches suelen ir con mucha precaución porque hay muchos ciclistas habitualmente” y es “una zona con una buena visibilidad”.
En cualquier caso, el regidor quiso aclarar que el conductor, vecino de este municipio, “no se dio a la fuga”, como se interpretó en un primer momento, dado que no detuvo su marcha de inmediato para auxiliar a las víctimas y siguió conduciendo unos metros. El hombre paró en un restaurante próximo, donde contó lo que ocurrió y dio la voz de alarma y avisó a la Policía Local de A Guarda.
Los agentes confirmaron que el conductor llevaba móvil, pero no sabía el teléfono para dar la voz de alerta, por lo que paró en un restaurante próximo. El hombre está “físicamente bien”, pero está “muy nervioso y desorientado” y está “muy afectado anímicamente”.
Hasta el lugar del suceso fueron una ambulancia medicalizada, un helicóptero y cinco ambulancias asistenciales, tres de las cuales fueron medicalizadas, una con un equipo sanitario del Punto de Atención Continuada de Nigrán y otras dos con médico y enfermera del PAC.

Muere un ciclista y otros siete resultan heridos al ser atropellados por un octogenario