Presentan proyectos para la Ciudad de las TIC por más de 20 millones

En febrero se presentó la Ciudad de las TIC en las instalaciones recién recuperadas de la Fábrica de Armas | pedro puig
|

Justo antes de que estallara la crisis sanitaria en la que vivimos inmersos el Clúster Galicia de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) llegó a presentar la solicitud ante el Igape su solicitud de financiación para el Centro de Innovación Compartida (CIC), que debía formar parte del Centro de Fabricación Avanzada, el proyecto de financiación de la reforma de uno de los edificios de la antigua Fábrica de Armas y futura Ciudad de las TIC. Se presentaron un conjunto de proyectos que exceden el volumen de inversión de la convocatoria, de 16 millones de euros,, superando los 20. Esta respuesta da fe del interés despertado por esta iniciativa y suponía que algunos se quedarían fuera de ella.

El CIC se presenta contra otros proyectos como un centro de automoción, y afecta a un edificio de 5.000 metros cuadrados y consiste en su reforma (800 euros el metro cuadrado) y la instalación en sí. Pero, tratándose de una convocatoria a tres años que además se puede renovar pudiese ser que hubiese financiación para todos, en una posible segunda convocatoria. “Entendemos que era un presupuesto perfectamente asumible, ahora solo cabe esperar”, puntualiza Antonio Rodríguez, presidente del Clúster.

Efecto Covid

También estaba en marcha un grupo de trabajo de hacer el planteamiento para hacer el resto de la ciudad de las TIC. Todo quedó paralizado porque no es posible reunirse ni hacer visitas ni mediciones en las antiguas instalaciones de Pedralonga y también porque se desconoce el impacto que tendrá en los presupuestos la crisis sanitaria. “Todo esto era antes del efecto Covid”, puntualiza Rodríguez.

Hasta el momento solo se ha hecho un análisis detallado de un edificio, pero no de todo el complejo, que es enorme. Pero, sobre todo, son los planteamientos financieros los que resultan inútiles, tal y como están las cosas. Solo queda esperar un mes para que acabe el confinamiento para luego para hacerse una idea del panorama en el que hay que desenvolverse, pero Rodríguez se muestra cautamente optimista a la hora de valorar las posibilidades, dado que su sector no parece tan dañado como otros como el turismo o la hostelería, que parecen condenados a arrastrar las consecuencias de la crisis sanitaria mucho tiempo.
 

Es uno de los sectores menos afectados por esta crisis. No es que no haya sido afectado, pero, en general, la mayor parte de las empresas TIC han podido trabajar con sus clientes de manera remota”. Pero si sus clientes sufren la crisis y recortan gastos, inevitablemente también afectará a este sector.
 


 

Presentan proyectos para la Ciudad de las TIC por más de 20 millones