Los empleados de Alcoa afrontan una semana de alta tensión por la subasta

28 junio 2015 A Coruña.- Operarios de Alcoa piden estabilidad en la tarifa eléctrica con una marcha a Santiago El alcalde, Xulio Ferreiro, y el edil de Economía, Alberto Lema, Iniciaron la marcha

Todavía no hay noticias en firme sobre el comienzo del proceso d subasta de la energía eléctrica que la dirección de Alcoa considera vital para su futuro. La planta de aluminios necesita comprar energía a bajo precio para poder competir en un momento en el que desciende también la cotización de la tonelada de metal. Cerca de 400 empleos están ene l aire así que, mucho antes que la información llegan los rumores. “No podemos especular por el momento”, explica Juan Carlos Corbacho, presidente del comité de empresa. Y hasta el viernes, la subasta no se habrá completado. “Ahora estamos en la sala de espera”, añade Corbacho. 
Se trata de un sistema que los trabajadores denuncian como lesivo, por la incertidumbre que genera. El propio conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, asegura que hay que trabajar para conseguir “mayor estabilidad” en el futuro para las empresas que dependen de ella.
En este proceso participan todas las  compañías electrointensivas (que necesitan grandes cantidades de electricidad) y el titular de Economía e Industria  consideró, durante una visita a la factoría de Aluman, en Arteixo, que esta iniciativa “supone un compromiso cumplido por parte del Gobierno en el sentido en que se propuso adelantar su celebración”.
Conde salió al paso de las críticas que señalan que el sistema actual no permite planificar la producción a las grandes compañías: “Se hace con tiempo suficiente para que las empresas puedan organizar sus proyectos de inversión para al año que viene sabiendo la retribución que van a percibir por la interrumpibilidad”. Y añadió que esta nueva subasta  da “continuidad a la subasta de 2015” porque “se mantiene tanto la intensidad de la ayuda económica como los criterios por los que se desarrolló” por lo que “las empresas tienen un contexto perfectamente conocido”.
 El conselleiro insistió en la “apuesta por adelantar el desarrollo de la subasta con las mismas condiciones económicas y de concurrencia que se desarrolló en el año 2015”, lo que considera positivo, aunque ve aspectos mejorables.
“De cara al futuro este sistema de subasta tiene que tener una evolución y dar una mayor estabilidad al conjunto de empresas que requieren de la orden de interrumpibilidad para desarrollar su actividad. En eso seguiremos trabajando”, concluyó. Pero los trabajadores de Alcoa quieren un cambio ya y han anunciado que retomarán de nuevo las protestas en defensa de sus puestos de trabajo.

Los empleados de Alcoa afrontan una semana de alta tensión por la subasta

Te puede interesar