Los militares ayudan a desinfectar las calles de la ciudad y con tareas de servicios sociales

Militares de Infantería junto a la Policía Nacional | patricia g. fraga
|

Las calles de A Coruña contaron ayer con la presencia de los militares de Infantería, que patrullaron las calles junto a los agentes de la Policía Nacional. Pese a que esta no es su misión principal, controlaron el orden durante el día de ayer en los alrededores de la Cocina Económica, donde ayudaron a desinfectar la calle y prestaron sus servicios para las tareas de servicios sociales. Estos acuden a menudo a la Cocina Económica desde que se decretó el estado de alarma, según fuentes del Ayuntamiento.

En cuanto a los incidentes, la Policía Local formuló, entre la noche del viernes y la del sábado, un total de 36 denuncias por incumplir las medidas de confinamiento vigentes en todo el territorio español desde hace dos semanas. Además, un hombre de 31 años fue detenido al ser descubierto cuando caminaba por la calle sin justificación mientras golpeaba vehículos que estaban estacionados y mobiliario urbano.
Los agentes se desplazaron a las 13.10 horas del sábado a la calle de Federico Tapia tras recibir una alerta vecinal en la que se indicaba que un joven se encontraba en la calle golpeando espejos de coches y tirando macetas. Todas estas actuaciones se produjeron entre las 21.00 horas del viernes a las 21.00 horas del sábado.

Los militares ayudan a desinfectar las calles de la ciudad y con tareas de servicios sociales