La lista de deberes de la nueva Alcaldía

|

Hasta el próximo día 15 la vida política coruñesa estará centrada en las conversaciones que permitan encontrar la fórmula para que la ciudad tenga una nueva Alcaldía. El equipo que salga de esos pactos deberá asumir retos de distinta naturaleza heredados del mandato anterior, que van desde la aprobación de un nuevo presupuesto a la ejecución de importantes obras para la ciudad, pasando por desatascar junto a otras administraciones algunos proyectos vitales.

El derribo del viaducto de la ronda de Nelle, la estación intermodal, la Ciudad de las TIC o la reforma de Alfonso Molina son algunos de los nombres propios con los que tendrá que trabajar el nuevo Ayuntamiento, algunos de ellos por medio de una mejora de las relaciones con otras administraciones como la Xunta o el Gobierno central.

La consecución de una mayor sintonía no será exclusiva hacia fuera de la ciudad, sino que también tendrá que intentar cambiar la opinión de los colectivos coruñeses que durante este mandato echaron de menos el diálogo.


La formación de gobierno también será una buena muestra de la sintonía que pueda haber entre el Ayuntamiento y el resto de fuerzas presentes en la corporación municipal después de un mandato marcado por la falta de entendimiento.


El próximo Gobierno local también tendrá sobre su mesa otros asuntos y con repercusión en la vida municipal. En los próximos meses se debe resolver la adjudicación de los contratos de recogida de basura y limpieza viaria, los de mayor cuantía en María Pita, y también queda por conocer el desenlace del caso de los pisos y el pago de las expropiaciones en el castro de Elviña. Todos estos deberes tendrá la nueva Alcaldía sin contar con la gestión diaria del Ayuntamiento y sus proyectos propios.

La lista de deberes de la nueva Alcaldía