Los docentes y trabajadores de entornos cerrados se vacunarán en la segunda fase

Un sanitario administra una dosis de la candidata de Pfizer contra el Covid-19 en Estados Unidos | SHAWN THEW
|

Los docentes no universitarios y el personal de administración y servicios, así como algunos trabajadores de entornos cerrados, se vacunarán en la segunda fase de la campaña del Covid-19, que arrancará previsiblemente en marzo, cuando se haya inmunizado a los grupos prioritarios de la primera etapa.

Así lo establece la “Estrategia de vacunación frente al Covid-19 en España”, que cataloga los grupos de población que irán recibiendo progresivamente las inyecciones, en función de los fármacos aprobados y su disponibilidad, divididos en tres etapas.

Las primeras dosis irán destinadas a vacunar, por este orden, a residentes y personal sanitario y sociosanitario que trabaja en residencias de personas mayores y de atención a grandes dependientes; y personal sanitario y sociosanitario de primera línea.

Tras completar estos grupos, se continuará con otro personal sanitario y sociosanitario y con las personas consideradas como grandes dependientes que no estén institucionalizadas.  

Las personas que hayan pasado el Covid y se encuentren entre estos grupos también serán vacunadas, y a los que la hayan superado recientemente y se encuentren aún en aislamiento se les dispensará cuando reciban el alta epidemiológica.

En las personas en cuarentena por ser contacto estrecho de un caso,  se pospondrá la vacunación hasta la finalización de la misma.

Además, recoge los otros 11 grupos de población que irán vacunándose después de los cuatro colectivos prioritarios: personas en condiciones de riesgo, que vivan o trabajen en comunidades o entornos cerrados, vulnerables por situación socioeconómica, trabajadores esenciales, personal docente, población infantil, adolescentes y jóvenes, adultos, población de zonas de alta incidencia y/o zonas de rebrote, embarazas y lactantes y población con antecedentes de infección.

Los vacunados tendrán acceso a una “tarjeta o certificado” de vacunación que incluirá sus datos de identificación e información del fármaco administrado. No osbtante, pese a que es voluntaria, se registrarán a las personas que no quieran ponérsela.

Los docentes y trabajadores de entornos cerrados se vacunarán en la segunda fase