Feijóo cierra su campaña con el mensaje de que el PPdeG ofrecerá “estabilidad”

GRA563. SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22/05/2015.- El presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo (c) y el alcalde de Santiago y candidato a la reelección Agustín Hernández (i), durante el acto electoral de cierre de cam
|

El presidente de la Xunta y líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, cerró en Santiago el último día de la campaña electoral, en una jornada en la que visitó las siete principales ciudades en apoyo a los candidatos de su partido para las elecciones municipales de mañana.
Feijóo apoyó en Compostela al alcalde y candidato de su partido el 24-M Agustín Hernández, y reiteró los mensajes tanto de este último día de campaña como de los catorce días precedentes.
En su opinión en estos comicios los ciudadanos elegirán entre coaliciones de partidos “que se empeñan en la fractura y la división o, por el contrario, gobiernos como los que encabezaría Agustín Hernández en Santiago, de unidad y estabilidad”.
Durante toda la campaña cargó contra las fuerzas de la oposición, especialmente aquellas que participan en las denominadas Mareas, como Anova y Esquerda Unida, entre otras, en las que también están integradas distintas agrupaciones ciudadanas y que en algunos lugares tienen opciones de ser segunda fuerza y podrían incluso llegar a formar gobiernos de coalición, según las encuestas.
Podemos, que apenas presenta candidaturas propias en Galicia, apoya a estas agrupaciones en algunas localidades y eso le ha servido a  Feijóo para alertar contra “los que no aceptan la Transición, la Constitución ni el Estatuto” y “a esos ahora se une el PSOE”, añadió.
En esta línea, el líder popular fustigó lo que entiende como “indefinición” del PSOE por no rechazar abiertamente pactos con estas fuerzas y llegó a pedir el voto para el PP a los socialistas “moderados” para garantizar gobiernos de “estabilidad”.
Consciente de la importancia para su partido de los resultados de estas elecciones, tras la aparición de nuevas fuerzas y del descenso en votos experimentado en los últimos comicios, el líder del PP gallego se lanzó a patear todas las comarcas en una campaña similar en actos a las municipales de 2007.
Aquella fue su primera campaña como jefe del partido en Galicia tras relevar a Manuel Fraga y, al contrario que en las municipales de 2011 y en las de este año, en las que compagina la campaña con actos institucionales como presidente de la Xunta, encabezaba la oposición.
Ayer en Santiago pidió el voto de la mayoría moderada para ayuntamientos gobernados para todos “desde la unidad, la estabilidad y la responsabilidad”.
No hizo ninguna autocrítica a los problemas judiciales de su partido en la capital gallega, con tres alcaldes del PP a pesar de la absoluta lograda en 2011 y con varios ediles imputados, y alabó la figura de Agustín Hernández, hasta hace diez meses conselleiro en su Gobierno durante cinco años. Feijóo destacó que Hernández representa, al igual que Santiago, “el punto de encuentro para todos los que reivindican un punto de centrismo, un punto de reformismo, un punto de moderación y un punto de galleguismo” y también lo ensalzó porque sus rivales “no han sido capaces de hacerle una crítica en los diez meses que lleva como alcalde”.
Hernández mostró su confianza en que los ciudadanos compostelanos votarán mayoritariamente por su candidatura, “la opción mejor preparada y con más capacidad para gestionar y defender los intereses de la ciudad”. El candidato del PP prometió que si vuelve a ocupar el sillón de Raxoi la ciudad mantendrá una dirección clara y un Gobierno sólido, al servicio de los vecinos “sin límites ni condiciones”.
“Santiago siempre avanzó desde la moderación y desde el entendimiento”, dijo. n

Feijóo cierra su campaña con el mensaje de que el PPdeG ofrecerá “estabilidad”