Feijóo destaca el poder innovador del sector gallego de la automoción

GRA458. VIGO (PONTEVEDRA), 05/05/2015.- El presidente del grupo Peugeot-Citroen Carlos Tavares (i), durante la visita que ha realizado hoy al Centro Tecnológico de la Automoción Gallega, acompañado del presidente de la Xunta de Galici
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, trasladó ayer al máximo responsable del consorcio PSA Peugeot Citroen, Carlos Tavares, la capacidad innovadora del sector gallego de la automoción para seguir optando a nuevos lanzamientos de la multinacional francesa.
Feijóo se reunió con Tavares en la sede del Centro Tecnológico de la Automoción de Galicia (CTAG), en O Porriño, en cuyas instalaciones visitaron y conocieron de primera mano los proyectos que allí se están desarrollando. Ambos coincidieron en la oportunidad de reforzar los avances del CTAG en el ámbito de la conducción autónoma, lo que redundaría en unas mayores posibilidades de que la fábrica de Citroen en Vigo pueda seguir compitiendo en el escenario internacional.
En este punto, Feijóo insistió en la “aspiración decidida” de continuar por el camino de la innovación del conjunto de la industria gallega de la automoción y en el “apoyo incondicional” con que cuenta por parte de la Xunta. Se refirió a la unidad mixta de investigación en la que el Gobierno gallego participa junto con Citroen y el CTAG, y avanzó que se están dando pasos para seguir colaborando en nuevos proyectos, fundamentalmente en el marco de la llamada “Industria 4.0”. Feijóo y Tavares coincidieron en que más allá de la “alta competitividad” de Citroen Vigo y de la “posición estratégica” de Galicia, debe haber avances en materia de innovación para lograr nuevos lanzamientos, aparte de los nuevos modelos de furgonetas (K-9).
El presidente del grupo PSA estuvo de visita por la mañana en la fábrica de Balaídos con motivo de la salida del vehículo 12 millones producido en estas instalaciones desde que inició su actividad en 1958: un Citroen C-4 Picasso de color rojo rubí y motor BlueHDi 150 CV, que será exportado a China.
El vehículo 12 millones fabricado en Vigo irá al país donde se presentó recientemente este modelo con ocasión del Salón del Automóvil de Shanghai, y fue el gigante asiático el primer mercado de la firma gala en 2014.
Tavares se reunió antes de este acto con el comité de empresa, al que trasladó su reconocimiento por el esfuerzo y los sacrificios que ha asumido la plantilla, así como su anhelo de que cuando la situación económica sea más favorable, ello tenga reflejo en el apartado salarial.
Fuentes sindicales precisaron que Tavares les recordó, no obstante, que en 2012 el grupo estuvo al borde del “estrangulamiento” y que la recuperación no está siendo todo lo consistente que desearía. El presidente de Citroen les explicó también que el sector de la automoción en general tiene una sobrecapacidad de industria instalada en Europa, y por eso insistió en la necesidad de la eficiencia y la competitividad, que exige tanto al grupo como a sus proveedores.
Sobre nuevos lanzamientos desde Vigo, más allá de los modelos de furgonetas K-9, hizo un símil futbolístico e indicó que los mejores jugadores siempre tienen cabida en la selección.
Rubén Pérez, de UGT, interpreta de estas palabras que PSA apostará por que la factoría viguesa mantenga su actual doble línea de producción.
Los sindicatos aprovecharon la ocasión para trasladarle a Carlos Tavares su malestar por el reparto de pluses por objetivos variables cuando en Vigo se han perdido “más de 3.000 empleos” y ha habido “ajustes salariales y sociales”.

Feijóo destaca el poder innovador del sector gallego de la automoción