La Diputación eleva su presupuesto para 2016 un 2,5% con 175,6 millones

|

El presupuesto de la Diputación para 2016 asciende a 175,6 millones, lo que supone un incremento del 2,5% sobre el del año pasado y un aumento en términos absolutos de 4,2 millones. La institución provincial fija como prioridades el empleo y la atención a los ayuntamientos. Su presidente Valentín González Formoso, que ayer compareció en rueda de prensa junto a la vicepresidenta Goretti Sanmartín y el diputado responsable del área de Economía, recordó que la asignación de partidas será sometida a la aprobación de la corporación en el pleno de hoy.  El responsable definió el proyecto como “a expresión contable dun proxecto político” y calificó los presupuestos de “austeros, rigorosos e socialmente sensibles”. 
A su vez, destacó su carácter municipalista y la intención de que contribuyan al “mantemento e a creación de emprego como un factor clave, un concepto transversal, prioritario en todas as súas áreas”. Formoso manifestó que cumplen con todos los parámetros establecidos por la normativa estatal, pero censuró que “non é de recibo que nun país que precisa máis que nunca  dunha inxección económica na actividade teñamos millóns de euros de remanentes que non poidamos utilizar”, en referencia a las limitaciones que impone la actual normativa legal de estabilidad presupuestaria. 
El representante consideró que “non vale o café para todos que non distingue a quenes foron prudentes e xestionaron ben as súas finanzas de quenes non o fixeron”. Esos recursos económicos, señaló, estaban mejor en la calle, en empresas y entidades sociales, “mantendo e creando emprego que non nunha conta da Deputación xerando intereses”, afirmó. El presidente también apuntó que la Diputación no recurrirá al crédito en el próximo ejercicio y que tratará de seguir con deuda cero. Asimismo, contempló la posibilidad de que los números se incrementen a lo largo del año si no es necesario usar el fondo de contingencia, dotado con 3,5 millones y los remanentes de tesorería para gastos generales, que se podrán destinar, según Formoso, a inversiones sostenibles en los consistorios. 
González Formoso aseguró que la mayor parte de las partidas se realizarán mediante planes con criterios objetivos destinados a los ayuntamientos de la provincia como el Plan de Obras e Servizos (POS) y el Plan de Acción Social (PAS) o el Plan de Aforro e Investimentos (PAI). 
Por su parte, Goretti Sanmartín subrayó que una de las características generales de las cuentas del próximo año es el hecho de que se dedicarán muchas de estas a financiar programas gestionados desde los municipios, aunque también habrá para entidades. En el presupuesto tendrán continuidad, con apoyo complementario, el Plan de patrimonio, Plan de Servizos Sociais o el Plan de Medio Ambiente. La vicepresidenta insistió también en que los planes primarán el apoyo a los pequeños y medianos ayuntamientos y responderán a criterios objetivos frente a la discrecionalidad.

La Diputación eleva su presupuesto para 2016 un 2,5% con 175,6 millones