El PSOE complica la aprobación de la norma de mercados al negarse a apoyarla si no lo hacen los placeros

El Ideal Gallego-2016-02-04-006-a83be131_1
|

El PSOE reafirmó un nuevo encontronazo con el Gobierno local de la Marea al negarse a apoyar la nueva ordenanza de mercados aprobada en la Junta de Gobierno del martes sin contar con el consenso de los placeros. La diferencia de pareceres entre ambos partidos no es nueva pero pone en riesgo el paso de la normativa por el próximo pleno municipal. El concejal José Manuel García demandó al Ayuntamiento que escuche las opiniones de los concesionarios y deje de pasar “un rodillo” por encima de estas.
“No vamos a apoyar el texto hasta que tenga el visto bueno del principal colectivo afectado”. Al socialista José Manuel García no le faltó claridad a la hora de expresar la posición que adoptará su partido de cara al pleno. Después de que todos los ediles del Ejecutivo local aprobaran el borrador definitivo sin cumplir con el compromiso de mostrar el documento a los representantes de los vendedores con anterioridad, García recordó que se trata de un tema “muy importante que afecta a cientos de familias y que no se puede abordar de manera precipitada y sin consensuar”. 
“Esto es una muestra más del estilo de gestión que intenta aplicar un rodillo con una media aritmética que no tiene”, afeó el edil de la oposición. El PSOE está en contra de lo que los placeros califican de agravio comparativo respecto a los vendedores en precario que, según varias asociaciones, durante todo el tiempo que han permanecido en los puestos –en algunos casos el mismo que los concesionarios de pleno derecho– han pagado un canon menor al Ayuntamiento y han tenido menos presión fiscal.
“Es un sinsentido y tienen toda la razón; parece que pretenden dividir al colectivo”, señaló, apoyando la propuesta de los comerciantes de que también se les permita acogerse al nuevo plan por el que los temporales recibirán concesiones de forma directa. No en vano a un nutrido grupo de adjudicatarios le vencerá la concesión en cuatro años.
El socialista se lamentó de que estos últimos hayan “pagado unos costes más elevados porque el cambio beneficiará a los no concesionarios”. “Tienen una prisa imperiosa en aprobar esto y no sabemos por qué”, dijo. 
“Parece que piensan que los placeros son un colectivo privilegiado que tiene chalés en la costa y son solo trabajadores”, recalcó García. Por ello propuso que, si no se acepta la idea de las agrupaciones del sector, al menos se contemple la gran diversidad existente en el articulado. Al hilo de este comentario recordó que no es lo mismo contar con un puesto en Elviña o San Agustín que en la plaza de Lugo, dado que los tamaños varían. 
Asimismo opinó que los placeros dieron con un muro que no quiso atender sus demandas.

El PSOE complica la aprobación de la norma de mercados al negarse a apoyarla si no lo hacen los placeros