La Guardia Civil no prevé utilizar medidas de fuerza para acceder a los hijos de Juana Rivas

Una mujer abraza a Juana Rivas a la salida de los juzgados | pepe torres (efe)
|

La Guardia Civil no prevé utilizar medidas de fuerza para acceder a los hijos de Juana Rivas, la vecina de Maracena (Granada) que fue puesta en libertad el pasado martes tras ser detenida por incumplir hace casi un mes la orden de entregar los dos menores al padre, Francesco Arcuri.
Fuentes del Instituto Armado informaron de que no se contempla ningún tipo de actuación con medidas de fuerza para localizar y entregar a los dos menores, de 11 y 3 años, al padre, como dictó la orden judicial que sigue vigente.
La Guardia Civil mantiene acciones diarias encaminadas a localizar a los niños para hacer cumplir la sentencia que ordena a Juana Rivas entregárselos al padre, con residencia en Italia, pero esas medidas no incluyen ni registros domiciliarios ni otras actuaciones que tendría que acordar la autoridad judicial. Las mismas fuentes apuntaron además que la Guardia Civil, que el mismo martes se personó en la vivienda de esta vecina de Maracena para preguntar por los menores, tampoco solicitará permisos para poder realizar otro tipo de actuaciones, aunque sí responderá y modificará sus medidas si recibe órdenes de alguno de los juzgados implicados en la causa.
Los dos hijos de la expareja permanecen ilocalizables desde que Juana Rivas incumplió, el pasado 26 de julio, la orden de entregarlos al padre en un punto de encuentro familiar de la Junta. Esta madre, en libertad provisional, mantiene su condición de investigada por los supuestos delitos de sustracción ilegal de menores y desobediencia a la justicia.

Libertad provisional
Por otra parte, fuentes de la Fiscalía de Granada indicaron que siguen estudiando la situación de esta madre y de sus dos hijos para decidir si recurren la decisión del Juzgado en funciones de guardia que acordó su puesta en libertad provisional. El Ministerio Público, que solicitó el martes el ingreso en prisión provisional para Rivas, podría presentar el recurso de reforma, que no tendría “efectos suspensivos” sobre la situación de libertad provisional de la mujer.
La Fiscalía también puede optar por apelar a la Audiencia de Granada, lo que podría conllevar la celebración de una vista oral a la que se convocara a las partes implicadas.

Escrito de la expareja
Además, Francesco Arcuri, expareja de Juana Rivas, presentó ayer, a través de su representación legal, un escrito para que el juzgado tome las medidas oportunas y le devuelva a sus hijos.
El escrito fue formalizado en el Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada, el mismo órgano de lo civil que ha acordado esta misma semana la retirada del pasaporte de los dos hijos de la vecina de Maracena y la prohibición de su salida del territorio Schengen, sin autorización paterna o sin permiso judicial.
Este juzgado, encargado de asuntos de familia, ya mantuvo como principal medida la restitución de los menores al padre, residente en Italia, en cumplimiento de la sentencia judicial firme que obliga a Rivas a entregárselos a Francesco Arcuri, informaron fuentes del caso.
Una vez que la madre fuera puesta en libertad por el juzgado de guardia el pasado martes, la representación legal del padre presentó el escrito para pedir el “impulso procesal” de la causa.
En este sentido, dijeron las fuentes, se pretende que el Juzgado de Primera Instancia 3 tome nuevamente las medidas que sean oportunas.

La Guardia Civil no prevé utilizar medidas de fuerza para acceder a los hijos de Juana Rivas