El comité de Abada solicitará al AGA que arbitre una solución al conflicto

Copia de Copia de El Ideal Gallego-2013-10-09-005-99716317
|

Trabajadores y empresa se levantaron ayer de la mesa de negociaciones con posturas tan distanciadas como las que tenían hace más de 70 días, cuando comenzó el conflicto de Albada. Y tal y como habían anunciado, el presidente del comité, Xosé Manuel Vilariño, aseguró que acudirán hoy a la Agencia Galega de Arbitraxe (AGA) para solicitar que sea ella la que establezca los términos del acuerdo. “Sempre que este acordo permita a volta dos compañeiros despedidos”, aclaró Vilariño.
Precisamente la exigencia de que estos empleados vuelvan a sus puestos fue lo que hizo que la dirección de Albada se negara en redondo a un acuerdo. Para ellos, ese asunto estaba zanjado y solo habían venido a hablar de la congelación salarial, la redistribución de vacaciones y el cambio horario. El que el comité insistiera en hablar de los ocho trabajadores despedidos convirtió la reunión en un “paripé mediático”, como lo denominaron fuentes de la concesionaria de la planta de reciclaje de Nostián.
Desde Albada también criticaron que los trabajadores exigieran la firma de un documento en el que se constataba que habían intentado llegar a un acuerdo antes de solicitar el arbitraje. “Eso no consta en ninguna parte del reglamento”, explicó la empresa, que consideró que lo que tiene que hacer el comité, antes de dar ningún otro paso, es cerrar la mediación. Eso sí, aseguraron que por su parte no tienen ningún problema en volver a sentarse a la mesa de negociaciones, siempre que sea para discutir una propuesta seria. Es decir, una que no incluya la vuelta de los despedidos, cuyo caso está judicializado.

erte
De no llegar a ningún tipo de acuerdo, la empresa seguirá adelante con el Expediente de Regulación Temporal de Empleo que puso sobre la mesa hace semanas. Según explicaron fuentes de Albada, la concesionaria tiene toda la capacitación para hacer cumplir esta regulación laboral, que estaría justificado, dicen, por una reducción drástica de los ingresos durante los últimos años, algo que haría inviable la continuidad de la planta.
Si no se elimina la cuestión de los compañeros despedidos, no habrá ningún entendimiento entre las dos partes. Y si Albada no pone ninguna reticencia, será la agencia administrativa la que se encargue de proponer una saluda negociada a un conflicto que lleva abierto más de dos meses y que ha afectado a la recogida y al tratamiento de la basura en multitud de ocasiones desde finales del mes de junio. Sin embargo, en esto la empresa tiene el respaldo de la administración. Desde el gobierno municipal, sus portavoces, incluido el alcalde, se han manifestado a favor que de Albada siga ostentando la concesión de la planta de Nostián y se han negado a rescatar dicho contrato, algo que siempre ha propuesto el comité de empresa. El gobierno local se ha limitado a pedir tanto a la parte social como a la propia empresa que trataran de llegar a un acuerdo para zanjar el conflicto, pero no ha tomado medidas.

El comité de Abada solicitará al AGA que arbitre una solución al conflicto