Navantia Fene pretende consolidarse como un referente del sector off-shore

Visita de Feijoo y Conde a las instalaciones de Navantia Fene
|

Alberto Núñez Feijóo asistió ayer en el astillero de Navantia Fene al comienzo de los trabajos de construcción de las estructuras flotantes para el parque eólico Hywind, en Escocia.
La UTE Navantia-Windar consiguió en junio del 2015 la adjudicación de este proyecto de primer parque eólico flotante del mundo, ideado por la empresa energética noruega Statoil, que supondrá más de 450.000 horas de trabajo para la factoría civil de la ría de Ferrol. Esto se traduce, recordó el presidente Feijóo, “en más de un año de trabajo continuado para 300 personas”. 
Este primer encargo, que supone una inversión de 215 millones de euros, consta de cinco enormes subestructuras flotantes que, de hecho, van a requerir la puesta en servicio de la grada número uno del astillero de Fene. El hito de ayer consistió en la soldadura y plegado de las primeras virolas. Para realizar estos trabajos en las instalaciones de la antigua Astano se ha tenido que adaptar el taller de bloques planos  para adecuarlo a la fabricación de este tipo de estructuras flotantes. Además ha sido necesario instalar un rodillo de plegado de alta capacidad, máquinas de soldar tipo pórtico, una grúa pórtico de 80 toneladas y una línea de viradores con capacidad de hasta 800 toneladas.

plazos
Estas subestructuras serán entregadas entre febrero y marzo de 2017, según los planes del astillero. Ese mismo año está previsto que la energética Statoil requiera entre 40 y 60 nuevas piezas similares para la ampliación del parque, que estaría operativo en 2020. El presidente de la Xunta se mostró optimista respecto a las opciones de reeditar estos contratos y aseguró que “si este proyecto piloto sale con eficacia y en tiempo”, algo de lo que Feijóo está convencido, “Navantia Fene podría aspirar a fabricar gran parte de esas estructuras”.

contratista de referencia
Este segundo contrato para la industria eólica marina coloca al astillero de Fene en el mapa como contratista de referencia internacional en este mercado. Núñez Feijóo explicó tras su reunión con los responsables de Navantia, Windar y Statoil que la factoría ha demostrado tres grandes virtudes a este respecto. 
El presidente destacó “la localización privilegiada, en la fachada atlántica, cerca del Mar del Norte”, pero, por encima de todo, “la excelente cualificación de todo el personal, desde los directivos hasta los técnicos”. Sin olvidar, dijo, “la importante inversión en la mejora de medios técnicos para adaptarse a la industria off-shore”. Feijóo se congratuló, además, de volver a ver “gente trabajando” en la antigua Astano. “Tras más de una década de vicisitudes, incluido el veto a la construcción civil, el astillero de Fene vuelve a tener carga de trabajo y demuestra estar preparado para competir en el mundo de la eólica marina”, afirmó.

Navantia Fene pretende consolidarse como un referente del sector off-shore