“Todos quieren acabar con nuestra hegemonía”

GRA156. MADRID , 31/07/2017.- El pívot de la selección española de baloncesto, Pau Gasol, y el base, Ricky Rubio, durante el entrenamiento de la selección esta mañana en el Pabellón Triángulo de Oro en prep
|

Pau Gasol, ala-pívot de los Spurs y la selección española, comentó de cara al Eurobasket, en el que el equipo nacional buscará revalidar el título, que “todos quieren acabar con nuestra hegemonía europea” de la última década.
“Va a ser difícil, como cada campeonato. A medida que vas avanzando y teniendo más éxito el resto de equipos van cogiendo más fuerza y más ganas de quitarte ese podio o esa medalla, esa hegemonía que ahora tenemos y que cuesta más mantenerla. Somos conscientes de ello, pero solamente hace que el reto sea mayor”, subrayó Pau.
En estos primeros días de concentración con el equipo nacional se vuelve a comprobar que el ambiente es inmejorable. “Somos un grupo de amigos, una familia que se reúne en pos de un objetivo común. Jugar con mi hermano Marc es un placer, como también hacerlo con el resto de jugadores. Es, como siempre, una experiencia bonita porque el grupo humano es de mucha calidad y eso al final marca la diferencia”, apuntó.
Todas estas bonanzas en la convivencia no significan, sino al contrario, que la competitividad quede al margen. “Aquí se viene con objetivos claros dentro del buen rollo y ambiente y la seriedad a la hora de competir es total. Los retos y ambición de este equipo son los más altos”, matizó.
En Japón 2006, en el Mundial, comenzó el idilio de ‘la Roja’ con lo más alto del podio, un equipo al que se lleva jubilando, como a Pau, desde hace tiempo. “No sé si seguiré hasta 2017, 18, 19, 20 ó más. Vivo el día a día e intento centrarme en lo que tengo delante y en lo que viene a la vuelta de la esquina”, explicó.

Una lucha peligrosa
Por último, Gasol dijo que las ‘ventanas’ FIBA de las selecciones son una parte más de la batalla que se está librado en el baloncesto europeo para “ver quién se lleva más parte del pastel. Cada uno aprieta por donde puede y al final es peligroso ese juego porque a base de tanto estirar el jugador puede plantarse hacer fuerza y al final si el jugador sufre, las competiciones sufren y todos sufren. Nosotros estaremos en Estados Unidos siguiendo nuestro ritmo y quizás lo sufran mas los jugadores de aquí, ahora que la Euroliga tiene más partidos”, avisó. l

“Todos quieren acabar con nuestra hegemonía”