Liaño: “No soy optimista con que la liga se reanude”

20 junio 2019 Fútbol El exportero del Deportivo, Paco Liaño con su hijo, en una imagen reciente
|

El eterno ‘Trofeo Zamora’ del Deportivo Paco Liaño se encuentra, como todos, confinado en su casa en Cantabria cumpliendo con el estado de alarma y cumpliendo, como un ciudadano más, las medidas impuestas.

1. Primeros días de ‘cuarentena’
El arquero hace un alto en el horario que se ha marcado para sobrellevar mejor estos días y atiende a este diario para contarnos cómo está viviendo esta situación: “Acabo de terminar mis ejercicios del día. Aunque me tilden de loco acabo de correr seis kilómetros en casa, en el jardín. Soy un privilegiado, tengo una parcelita, un poquito más grande de lo habitual que me permite trabajar, pero nada más. Aquí estamos haciendo deporte todos en familia”, apunta.

Asimismo, describe como tranquila la situación actual en su vecindario: “Aquí de momento se está siguiendo bastante bien la cuarentena, con muy poco tráfico de personas... Veremos cuando esto se prolongue si la gente aguanta o empieza a incumplir”.

2. La importancia de mantenerse en forma
Entre las enseñanzas que le ha dejado el fútbol y el deporte de la alta competición está la disciplina y a ella se abraza para mantener rutinas, seguir así en forma y mantener el tono físico, dentro de sus propias posibilidades.

“Es más una cuestión psicológica, en el sentido de que el fútbol y el deporte profesional me han servido para tener una disciplina en muchos apartados, no solo en la física. Es importante tratar de seguir haciendo lo que uno hacía, pero son muy pocos días los que llevamos y vamos a ver cómo funciona esto . Los críos ahora, por ejemplo, tiene tarea escolar, pero hay muchas incertidumbres”, admite.

3. Unido al fútbol y siguiendo a su hijo
“Este año ya no entreno (ejercía como preparador de porteros), físicamente ya no estaba en disposición de seguir, al margen de pegas burocráticas de alquileres de campos, y me dedico a ver y a comentar fútbol y a cuidarme. También a ver al chaval (Alfonso, su hijo, que juega en el Marina Sport) al que este año le ha tocado viajar. Juega en División de Honor juvenil, por eso he ido varias veces a A Coruña (ha jugado ante escuadras como el Calasanz o el Ural) e intento seguir vinculado pero ya no tan directamente relacionado”, declara el exjugador.

4. El trabajo de los metas, más difícil
“El entrenamiento de un portero es más condicionado, aunque condicionados a día de hoy están todos, salvo aquellos que de alguna manera tengan la suerte de tener un espacio preparado para hacer el trabajo del día a día, como el de la fuerza. Pero a día de hoy no somos conscientes, en general, de las consecuencias que esto va a traer. Decimos ‘en cuanto esto pase, volvemos a iniciar el campeonato’ y yo creo que será necesario hacer una especie de mini pretemporada. Los únicos que han salido beneficiados de este parón son los que estaban lesionados, que están ganando tiempo a las lesiones y ellos podrán continuar en parte sus tratamientos. Pero, para todos los demás, el estado de forma física ahora se pierde, es evidente. Se puede hacer un trabajo mínimo de mantenimiento, con unas rutinas físicas. Si tienes una cinta de correr, una bicicleta elíptica, un banco de pesas o un balón de fitness te van a ayudar a mantener un estado de forma general de la forma física, pero nada que ver con el fútbol. Nadie se va a poner a dar toques en casa. Ahora están los retos como dar toques a un rollo de papel higiénico, pero eso son para las redes (risas). Mi hijo es portero y dentro de casa le puedo tirar ‘cuatro pelotazos’ para que pueda hacer un poco de trabajo, pero en ese aspecto yo soy un privilegiado, porque tengo una parcela donde puedo hacer un poquito de trabajo en el exterior. Pero la mayoría de la gente no dispone de ello y es un serio hándicap”, apunta.

5. Pesimista sobre la reanudación
“No tenemos más que mirar hacia Italia, que es lo más próximo, donde nos llevan aproximadamente quince días de ventaja en el desarrollo de la epidemia y a día de hoy nadie habla de retomar el campeonato, porque no se sabe si han alcanzado el pico más alto. Nosotros aquí estamos en el proceso, por lo que yo a día de hoy soy poco optimista con respecto a que el campeonato se pueda reanudar. Además, las temporadas y los contratos finalizan el 30 de junio y yo no sé cómo se va a hacer: hay jugadores que terminan contrato, otros que están a préstamo... No lo veo tan sencillo y me parece que dentro de nada vamos a tener que hablar de otro tipo de medidas, no sé si anular el campeonato, dejarlo como está... No sé lo que se va a hacer, pero a mí me parece que todavía no hemos llegado al punto de entender la gravedad de la situación por la duración de la misma, al margen de lo que nos cuentan todos los días, que sí que es para estar preocupado. Lo que está claro es que se trata de una situación tan extraordinaria que no va a quedar más remedio que tomar medidas extraordinarias. Habrá a quien le toque sufrirlas y habrá quien se beneficie de ellas”, admite el cancerbero.

Liaño: “No soy optimista con que la liga se reanude”