Mas asegura que el nuevo Gobierno catalán tendrá “cierta continuidad”

Artur Mas realiza la tradicional ofrenda de flores ante la tumba del primer presidente de la Generalitat efe

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, aseguró ayer que está trabajando en el diseño del nuevo Gobierno catalán que será de “cierta continuidad”, ya que confiará en muchos de los integrantes de su anterior equipo que ya tienen “un buen rodaje”.

El nuevo Gobierno catalán, fruto del pacto de legislatura con ERC, se reunirá por primera vez el próximo jueves, una vez pasadas las fiestas de Navidad y el día de Sant Esteve, festivo en Cataluña.

En declaraciones a los periodistas tras realizar la tradicional ofrenda de flores en la tumba del que fue presidente de la Generalitat Francesc Macia, Mas ha señalado que los consellers del gobierno anterior llevan ya “un buen rodaje”, dado los dos años que ha durado la última legislatura, y que esa experiencia tiene que aprovecharse.

El dirigente catalán acudió a la ofrenda floral a la tumba de Macia acompañado del hasta ahora conseller de Territorio y Sostenibilidad, Lluis Recoder, que no repetirá como miembro del nuevo Gobierno catalán por deseo propio, aunque sí conservará el acta de diputado.

Por otra parte, el presidente catalán admitió durante su discurso tras la entrega de la ofrenda que el año 2013 se presenta complicado y se comprometió a trabajar para dispersar “la niebla” y combatir la situación de precariedad en la que viven muchos ciudadanos catalanes.

El presidente de la Generalitat augura un 2013 “complicado” para la comunidad

“Sabemos que 2013 se presenta con unas cuantas nieblas, como las de hoy (por ayer), pero sabemos que siempre después de la niebla viene la luz y todos nos tenemos que comprometer en trabajar para dispersarla”, aseguró Mas.

El líder de CiU, tomó el lunes posesión como presidente de la Generalitat en un acto en el que prometió que intentará que el nuevo rumbo soberanista, en su opinión necesario para que Cataluña no vaya “a la deriva” o “contra las rocas”, no acabe en una “colisión de barcos” con España.

Así lo indicó en su primer discurso como “president” poco después de prometer el cargo “con plena fidelidad al pueblo de Cataluña” ante la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, quien, en el acto en el Salón Sant Jordi de la Generalitat, le impuso la medalla que le distingue como presidente de la Generalitat.

En un discurso de unos 20 minutos, Mas ya había subrayado que su Govern, fruto del pacto con ERC y que se reunirá por primera vez el 27 de diciembre, “no será de ruptura, sino una evolución del anterior” y agradeció a los consellers en funciones presentes la labor realizada.

Mas pidió que el Estado “intente no poner rejas en lo que es expresión de la voluntad de un pueblo”, subrayó que Cataluña es “un país que se considera nación desde hace muchos siglos” y, en un discurso repleto de metáforas marineras, remarcó que “los grandes cambios siempre se han hecho a contracorriente”.

Mas fijó entre sus objetivos de gobierno mantener la cohesión social, recuperar la economía y garantizar que Cataluña “pueda decidir su futuro”, porque “Cataluña tiene una historia milenaria, no nace de la Constitución ni de una derivada estatutaria”.

Mas asegura que el nuevo Gobierno catalán tendrá “cierta continuidad”

Te puede interesar