La jueza espera la autopsia de la anciana de Corme para aclarar su muerte

|

La juez que investiga el caso de la anciana que apareció muerta el pasado domingo en su casa de la localidad coruñesa de Corme espera la autopsia definitiva, que podría confirmar que fue debido a un infarto, y aclarar así las circunstancias por las que está imputado el hijo que vivía con ella.
La mujer de 86 años apareció muerta en Corme, en el municipio coruñés de Ponteceso, y la justicia investiga una serie de factores después de que inicialmente plantease la posibilidad de homicidio, aunque ahora está casi descartado.
El cuerpo de Carmen R.D. fue examinado en su domicilio por un médico, que dudó de un fallecimiento por causas naturales, por lo que denunció el caso a la Guardia Civil, pues el cadáver apareció con un golpe en la cabeza.
Una de las primeras personas interrogadas fue uno de sus tres hijos y que vivía con ella, con iniciales J.C.R., que más tarde fue detenido por su presunta implicación con el caso y permaneció en el cuartel de Carballo desde el domingo por la noche hasta el martes, cuando lo dejaron en libertad, si bien continúa imputado.
Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Galicia han explicado a EFE que en un primer momento los forenses no pudieron determinar las causas del fallecimiento y existían ciertos indicios y varios factores que aún hay que explicar.
Por eso la jueza consideró adecuado ordenar la detención del hijo hasta que se aclarasen dichos factores, se habló con la cuidadora y más tarde se realizó el atestado antes de realizar los trámites correspondientes con el entonces detenido.
El informe preliminar de la autopsia reveló que el fallecimiento se produjo por un infarto, por lo que lo más probable es que se trate de una muerte natural, aunque el juzgado permanece a la espera del informe definitivo y otros resultados pedidos al laboratorio para saber exactamente cómo se produjo la muerte.

La jueza espera la autopsia de la anciana de Corme para aclarar su muerte