Los vecinos de Nostián reclaman a Repsol un plan de evacuación

La concentración duró cerca de una hora / quintana
|

Tras el espectacular incendio que arrasó una planta de procesado de gasóleo el miércoles, los vecinos de Nostián no se siente seguros. El fuego se extinguió sin que nadie resultara herido, pero la columna de humo que generó ha sido un recordatorio para muchos de los peligros potenciales que conlleva vivir al lado de la refinería de Repsol. Es por eso que más de treinta personas acudieron a manifestarse frente a la puerta principal del recinto: para pedir un plan de evacuación de emergencias.

Más de treinta personas se manifestaron en la puerta de la refinería

“Sabemos que la Xunta tiene uno – explicó su portavoz, Jaime Balay– pero Repsol nunca nos ha presentado ninguno”. Durante el fuego del miércoles, nadie parecía saber a dónde ir ni porqué calles era seguro transitar. Los agentes destacados al lugar hablaban de crear una zona de seguridad de dos kilómetros, lo que aumentó más la confusión. “No nos dejaban entrar a nuestras casas, pero por otras calles sí que se podía acceder”, recuerda el portavoz de los manifestantes.

Balay reconoce que la dirección de la refinería sí se mantiene en contacto con los representantes vecinales de los núcleos de población cercanos, pero no le parece suficiente. “Es cierto que llamaron a nuestra presidenta para decirle que no pasaba nada, pero a mí eso no me vale”. Según él, vivir al lado de una refinería les afecta de muchas maneras. “No solo porque baja el valor de nuestras casas, sino por la contaminación. Estamos hartos de respirar carbón y, además, están los ruidos”, denuncia y añade: “Es cierto que no pasó nada, pero nunca pasa hasta que pasa”. n

 

Los vecinos de Nostián reclaman a Repsol un plan de evacuación