El Barcelona, con brillo y relax, gana y huele a octavos de final

Barcelona's Luis Suarez (R) and Neymar celebrate a goal against Bate Borisov during their Champions League group soccer match at Camp Nou stadium in Barcelona, Spain, November 4, 2015. REUTERS/Albert Gea
|

europa press 
barcelona

El Barcelona ganó al BATE Borisov en el Camp Nou y está en camino de lograr el billete para los octavos de final de la competición, que no tiene ya por la derrota del Bayer Leverkusen ante la Roma en el Olímpico, gracias a un juego sereno y pausado pero impecable ante un campeón bielorruso que tuvo alguna ocasión pero nunca llegó a poder disputar el encuentro.
Los blaugranas, liderados por Luis Suárez y Neymar, ganaron con solvencia y autoridad a un BATE que, como en el partido de la primera vuelta en Bileorrusia, no pudo hacer nada. Falta Messi, a quien se le espera con ansia para el ‘clásico’, sobre todo, pero las otras dos puntas del tridente siguen demostrando estar en una gran forma, y entenderse a la perfección entre ellos. Anoche, sus goles prácticamente valieron el pase a los octavos.
Marcó Neymar por partida doble, primero de penalti y después aprovechando un regalo en bandeja de plata de Luis Suárez, quien también marcó tras una buena jugada individual con recorte y puntera dentro del área, pero asistido por el brasileño. Un dúo que combina la velocidad de Neymar y la precisión de Suárez, la creatividad y magia del brasileño con el trabajo incesante del uruguayo, y parece que quieren alargar su fiesta hasta que regrese el ‘10’.
Fue un partido en el que el Barça dominó a placer. Si bien el BATE tuvo alguna ocasión, como una falta directa que Marc-André Ter Stegen sacó de puños en los primeros minutos, o un tiro aislado de Gordeichuk o el penalti que reclamaron sobre Stasevich, no hubo más color que el blaugrana. A los tres goles se pueden sumar dos palos, de Adriano y de Suárez, y un sinfín de ocasiones que salvó bien Sergei Chernik, el mejor de los suyos.
Pendientes de si el Bayer culminaba la remontada en Roma, que no llegó, el Barça se fue a casa ya en octavos virtualmente. Deberán recibir a la Roma y visitar al Bayer Leverkusen, pero puntuando en el Camp Nou tendrán suficiente.
Si juegan como anoche, rápido y preciso, con movilidad del balón y asediando al rival, tienen ya mucho ganado por mucho que los rivales sean de más entidad que este BATE que, además, no tuvo a sus mejores jugadores por lesión, puesto que el Barça fue muy superior.

El Barcelona, con brillo y relax, gana y huele a octavos de final