Esperanza para celebrar Santa Bárbara

Teixido y Carrilo, junto a Flores y Negreira, en la celebración de ayer en la fábrica patricia g. fraga
|

Hay quien ha celebrado más de 40 festividades de Santa Bárbara trabajando en el interior de la Fábrica de Armas. Son los más veteranos, como el presidente del comité de empresa, Roberto Teixido, ligado desde sus inicios a la andadura de Santa Bárbara. Ayer, día de su patrona, decenas de extrabajadores se juntaron en la que ha sido la casa de todos con el recuerdo de todo lo vivido en el pasado y la esperanza puesta en el futuro.
Para muchos es el primer festivo que celebran fuera del recinto, pero confían en que el próximo 4 de diciembre la situación pueda volver a ser la contraria. La esperanza la mantienen viva desde hace unas semanas, cuando el Ministerio de Defensa tomó una decisión en firme sobre el destino de la Fábrica de Armas y anunció que se convocaría un concurso público para adjudicar las instalaciones de la factoría.

futuro
Para recordar el pasado y para hablar del futuro, de las opciones de futuro de todo el colectivo, ayer celebraron una reunión con todos los extrabajadores, los de varias generaciones, en la zona polideportiva de la pista. En dicho encuentro, al que también acudió el alcalde, Carlos Negreira, el presidente de los empleados, recordó que con los últimos movimientos se abre “una puerta a la esperanza” y señaló que la fábrica sigue siendo una prioridad en la agenda de los trabajadores y en la de los políticos.
El regidor, por su parte, tuvo palabras de ánimo para todos los allí congregados y aseguró que “no es un año más” para la factoría. Negreira quiso destacar el mensaje que los trabajadores han trasladado a la ciudadanía: “Es difícil ver a unos empleados más comprometidos con la fábrica. No los hay. Habéis lanzado un mensaje muy importante gracias a vuestra voluntad de hierro y cariño por el pasado, el presente y sobre todo por el futuro”, subrayó el alcalde.
Precisamente, sobre el futuro, Negreira volvió a insistir en que “entre todos tenemos que mover estos 300.000 metros cuadrados para que sean una oportunidad laboral y animar a que se presenten proyectos empresariales al concurso”. “La gente de la ciudad está orgullosa de vosotros”, les dijo a los trabajadores para finalizar su visita. n

Esperanza para celebrar Santa Bárbara