Piden el ingreso en prisión del detenido por quemar su casa con su novia dentro

la vivienda sigue hoy inhabitable a causa del incendio de hace año y medio pedro puig
|

La mujer que la madrugada del 16 de octubre del 2011 escapó de una muerte casi segura a través de una ventana de su propia casa quiere estar segura de que ninguna noche más se despertará, como aquella, envuelta en llamas. Es por ello que su abogada acaba de recurrir ante la Audiencia Provincial el auto por el que un juzgado de Betanzos concedió hace 11 meses la libertad provisional para su hasta entonces pareja, y presunto autor del incendio registrado en la vivienda que compartían en Mariñán, Bergondo.

El cuadragenario fue detenido en el interior de la vivienda y pasó cinco meses y medio entre rejas hasta que, el 2 de abril del año pasado, le fue concedida la libertad sin más medidas preventivas que una orden de alejamiento de su expareja. Ni pulsera ni entrega del pasaporte.

La acusación particular, que ejerce la letrada María José Casal, pide ahora que se adopten las medidas necesarias para asegurarse la presencia del hoy imputado en el juicio que se siga contra él en los próximos meses, por delitos de incendio, malos tratos, e intento de homicidio, o bien de asesinato. A ojos de esta parte, la medida de reclusión evitaría también el riesgo de que el hombre pueda volver a atentar contra la vida de su expareja o contra la suya propia, como ya había hecho en otras ocasiones y casi logró llevar a cabo aquella madrugada.

 

segundo foco

La perjudicada relató horas después de salvar la vida cómo, al despertar de manera fortuita en medio de la noche, se encontró con que el armario de su dormitorio estaba ardiendo. Pensó que se trataba de un accidente, una idea que desechó al percatarse de que estaba encerrada en la planta baja de su casa, que las cintas de las persianas habían sido cortadas y que había un segundo foco en la cocina.

Al preguntar al que era su compañero desde hacía tres años qué estaba haciendo confirmó sus peores presagios: el hombre intentaba acabar con la vida de los dos, si bien finalmente le permitió salir por una ventana y se quedó, solo, dentro de la casa, de la que fue rescatado in extremis por la Guardia Civil.

Esta es la versión que consta en los autos de la instrucción, debido a que el imputado se negó a prestar declaración en el cuartel y también ha guardado silencio ante la jueza.

Piden el ingreso en prisión del detenido por quemar su casa con su novia dentro