Mato dice que con presupuesto la Xunta no va a "dejar a nadie desprotegido"

carmen plaza, junto a la conselleira beatriz mato y la secretaria técnica de traballo, maría jesús lorezana efe
|

La conselleira de Trabajo y Bienestar, Beatriz Mato, ha destacado hoy el carácter social de los presupuestos de su departamento y ha insistido en que con estas partidas "no vamos a dejar a nade desprotegido" y se evitará que la crisis económica recaiga en los colectivos más vulnerables.
La conselleira compareció esta tarde ante la comisión de Economía del Parlamento para explicar los presupuestos de su departamento, que ascienden a 724 millones de euros, una intervención que fue criticada por la oposición, al entender que las cuentas no encaran el principal problema al que se enfrenta Galicia, el desempleo.
Mato, por el contrario, ha remarcado que Galicia no está en situación de "emergencia social", como denunció la nacionalista Montse Prado, y ha señalado que aunque la situación no es "idílica" ni la que le gustaría a la Xunta, la comunidad está mejor que otras autonomías y, con los datos registrados de septiembre, "hay tantos parados más como en el último año del bipartito".
Además, ante las críticas de la oposición, la conselleira ha dicho que de la caída del presupuesto de su departamento en 13 millones de euros, 11,8 corresponden al "ajuste" del Gobierno central a las políticas activas de empleo.
En todo caso, la conselleira ha señalado que las de 2013 son las cuentas menos restrictivas desde que empezó la crisis y ha añadido que en su departamento se destinan 500 millones al área social, un 1,1 por ciento más que en el vigente ejercicio y están "priorizados en las personas más vulnerables".
Se ha hecho, apuntó, un "gran esfuerzo" en cuatro ejes: la dependencia, donde sube el presupuesto un 0,8 por ciento; la discapacidad, un 5,8; la inclusión social, un 13,6 y la familia, que mantiene el presupuesto de 2013.
Lo más importante, en su opinión, es atender a las personas que "peor lo están pasando", los servicios de los albergues, centros de acogida, comedores sociales, centros de atención, ante lo que indicó que se reitera el compromiso del Gobierno, que supondrá que cerca de 80 millones de euros del presupuesto vayan destinados a las personas al borde de la exclusión.
"No vamos a dejar a nadie, a nadie, desprotegido, porque, ante todo, queremos evitar que la crisis recaiga en los colectivos más vulnerables", dijo.
Resumió que el campo social acapara un 1,1 por ciento más; el 64.5 por ciento va destinado a personas con dependencia y discapacidad; se incrementará en un 13,6 la partida destinada a inclusión, entre ellos los 39,7 millones destinados a la Risga, un 21,7 más y se mantendrán las cuentas a familias y menores.
La conselleira también destacó que la Xunta volverá a mantener el complemento a las pensiones no contributivas, que es el más alto del Estado pese a no ser obligatorio.
En el presupuesto para el próximo año, manifestó, se trata también de "dar más oportunidades a los parados" y recordó que 2013 va a ser el primer año tras el comienzo de la crisis que terminará con menos desempleados.
Explicó que el presupuesto para este cometido irá dirigido fundamentalmente a "mejorar la empleabilidad" puesto que, a su juicio, "ninguna de las políticas activas crean un puesto de trabajo estable, todas ellas están destinadas exclusivamente a formar o a una experiencia laboral".
En su intervención, Mato también avanzó que pretende una "honda transformación" de las oficinas de empleo para que incrementen su tarea de intermediación e indicó que se trata también de que sean las empresas las que acudan a este servicio público.
La conselleira también avanzó que su departamento está trabajando en la elaboración de un plan de empleo juvenil, mientras insistió en que la Xunta aboga por que se den de alta más autónomos, ya que en Galicia hoy en día hay 225.000, un 24 por ciento de las afiliaciones a la Seguridad Social.
La socialista Carmen Gallego consideró que el presupuesto es "inútil" para solucionar el paro, y atacó la insistencia de la conselleira en que el 80 por ciento del presupuesto de la Xunta va destinado a gasto social puesto que, explicó, esto solo representa el 62, porque en sus cálculos, el Gobierno gallego hace "trampa" y no computa el gasto financiero y la amortización de la deuda.
Según señaló, la envergadura de la deuda supondría que su dotación solo estaría por debajo de las partidas de la Consellería de Sanidad, más de 2.000 millones de euros, mientras denunció que el gasto para promoción de empleo disminuye un 9,7 por ciento, en total 238 millones menos que en 2009 cuando el PP accedió al Gobierno e insistió en que el presupuesto no apuesta por encarar el paro, el principal problema del país, dijo.
Para Juan Manuel Fajardo, de AGE, los populares son "los nuevos corsarios que persiguen y saquean a la ciudadanía de nuestro país", dijo para denunciar que se está denegando la prestación de desempleo a personas que tras trabajar en un sector durante años, pero sin haber alcanzado el tiempo suficiente, logran completar el requisito con otro contrato y se les acusa de intentar defraudar.
Fajardo también indicó que la prueba del fracaso de las políticas del PP es que han tenido que incrementar la renta de integración social porque cada día hay más gente excluida, ante lo que invitó a la conselleira a visitar el colector de cualquier supermercado para ver cómo la gente busca allí comida.
"Ustedes quieren esa beneficencia que les permite quedar muy bien al salir de misa diciendo que ayudas a los pobrecitos", subrayó Fajardo, que recordó una frase polémica que él mismo había señalado el pasado año cuando afirmó que cuando alguien finge mucho un orgasmo acaba creyendo que realmente lo sentía.
"Plantean un planteamiento igual que el anterior", como quien "continúa en su actividad sexual empecinada en la misma postura, que no da satisfacción al otro", afirmó.
Por su parte, la popular Marta Rodríguez señaló que a la oposición le cuesta reconocer que en plena crisis la política social del PP llega a más personas e insistió en que los presupuestos tienen prioridades claras: las personas, las familias, los parados y los ciudadanos que más lo necesitan, de lo que dijo sentirse orgullosa.
Además, destacó que son unos presupuestos rigurosos y abogó por si "a ver si vemos la luz al final de este largo túnel".

Mato dice que con presupuesto la Xunta no va a "dejar a nadie desprotegido"