La Xunta aprueba el decreto que regula la ordenación y la gestión forestal

tres personas observan el paisaje con la vegetación calcinada tras el incendio forestal en la localidad coruñesa de ézaro, en carnota, que continúa activo hoy y en el que se han quemado más de 2.000 hectáreas. efe
|

El Gobierno gallego ha aprobado hoy el decreto que regula los mecanismos e instrumentos de ordenación y gestión forestal en el monte gallego.
A partir del año 2019 no se permitirán los aprovechamientos a las explotaciones que no tengan instrumentos de ordenación y gestión forestal, incluidas las talas para la venta de madera.
Con este decreto aprobado hoy, ha indicado en conferencia de prensa el jefe del Ejecutivo autonómico, Alberto Núñez Feijóo, la Xunta establece y regula cuáles son esos instrumentos con antelación suficiente, para que luego nadie pueda decir que no sabía nada, ha dicho.
En Galicia apenas el 10 % de la superficie forestal está ordenada y solo el 8 % tiene un certificado de sostenibilidad.
Este decreto establece que las superficies inferiores a 15 hectáreas podrán suscribir un documento de adhesión expresa a un modelo de buenas prácticas, que próximamente será publicado por la Consellería.
Según el presidente gallego, será beneficioso desde el punto de visto administrativo, comercial, económico y fiscal, ya que los propietarios no necesitarán autorización de los distintos departamentos para hacer una actuación, sino que bastará con notificarla, ya que vendrá regulada en su instrumento de ordenación.
Además, facilitará la obtención del certificado de sostenibilidad, que es necesario para vender madera y aportará un sello de calidad.
También será preciso contar un instrumento de ordenación para poder optar a ayudas europeas del Feader a partir de 2020, ha destacado Núñez Feijóo, que ha dicho que quienes se acojan a estas medidas podrán acceder a la exención del IBI y también del cómputo del ingreso del IRPF por subvenciones obtenidas con cargo a fondos públicos.

La Xunta aprueba el decreto que regula la ordenación y la gestión forestal