El rey llama a demostrar una “imagen de unidad” de España que dé un entorno estable

Manifestantes independentistas queman fotos del rey durante las protestas de ayer | kike rincón (efe)
|

Felipe VI llamó ayer a transmitir “una imagen de unidad” y actuar “juntos” ante la crisis con el fin de que España pueda lograr la recuperación económica y propiciar “un entorno estable y beneficioso” para las empresas.

El rey, acompañado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pidió unión en su discurso en la entrega de los premios de la Barcelona New Economy Week (BNEW), celebrada en la capital catalana con el fin de ayudar a reactivar la economía con proyectos innovadores.

La visita del jefe del Estado, que zanjó la polémica por su ausencia hace dos semanas del acto con los jueces en Barcelona, se desarrolló en medio de un amplio dispositivo de seguridad por las protestas de las organizaciones independentistas Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Ómnium Cultural, que se desarrollaron sin incidentes.

Ante la gravedad de la crisis económica generada por la pandemia, Felipe VI hizoun llamamiento a aprovechar “la oportunidad de hacer mejor las cosas y de hacerlas juntos”.

El rey destacó que España se ha labrado “merecidamente” una imagen internacional asociada a la competitividad y a la excelencia productiva, por lo que ha pedido “trabajar juntos por mantenerla”. “Demostremos una imagen de unidad que proporcione un entorno estable y beneficioso para las empresas, generando así mayor riqueza y empleo”, demandó don Felipe en su discurso en catalán y castellano.

Carácter cosmopolita
En su regreso a la capital catalana después de casi un año, Felipe VI resaltó que es una ciudad que siempre se caracterizó por su “carácter cosmopolita y moderno” y por aspirar a seguir siendo “un referente de innovación del sur de Europa”.

Como habían anunciado, el Govern y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, plantron al monarca.

La visita y el discurso del monarca ha levantado críticas en las filas soberanistas. Especialmente dura fue la vicepresidenta de JxCat y concejal en Barcelona, Elsa Artadi, que llamó “hipócrita” al rey y aseguró que “hace tres años llamaba a empresas catalanas para que se marcharan de Cataluña para cargarse el tejido productivo catalán”.

“Hoy decimos fuera al rey del ‘a por ellos’. Hoy decimos fuera al rey que está detrás del golpe de estado con toga, que derroca a presidentes de la Generalitat de Cataluña y que está detrás de querer silenciar y acabar con la soberanía del Parlament”, zanjó.

Por parte de ERC, el concejal en Barcelona Ernest Maragall aseguró que “cada visita del rey es un pequeño estado excepción”, y ha añadido que Felipe VI “ocupa Cataluña cada vez que viene aquí”.

El diputado de la CUP Carles Riera definió a la monarquía como “autoritaria, despótica, corrupta y antidemocrática”, y ha sentenciado: “Nosotros no hemos tenido, ni tenemos, ni tendremos rey”.

El vicepresidente en funciones de presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, aseguró que “el 1-O, los catalanes y las catalanas dejamos muy claro que no somos súbditos de nadie, sino dueños de nuestro propio destino”.

La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, afirmó por su parte que “los borbones reinan en Cataluña desde hace más de 300 años por derecho de conquista”.

El vicepresidente de Ómnium Cultural, Marcel Mauri, ha indicado que “la única manera” que tienen Felipe VI Sánchez de visitar Barcelona es “bunquerizando la ciudad”: “Pero la realidad de dentro de ese perímetro no es la realidad de este país”, les avisó.

El rey llama a demostrar una “imagen de unidad” de España que dé un entorno estable