El período medio de pago a proveedores sigue con su escalada y en septiembre se situó en los 41,75 días

Eugenia Vieito es la concejala de Hacienda y Administración | quintana
|

El período medio de pago a proveedores correspondiente al pasado mes de septiembre volvió a traer noticias negativas para el Gobierno local ya que volvió a subir y se fue a 41,75 días.
Este registro es el más elevado de los nueve primeros meses del año y además supone el cuarto consecutivo por encima del límite establecido, que está establecido en 30 días.
La tendencia al alza de los últimos meses se confirmó con los datos que recientemente se hicieron oficiales y así se superó en 11,75 días el período de pago a proveedores por parte del Gobierno local.
El dato del pasado mes de septiembre es más alto que el del mes anterior, agosto, cuando el Ayuntamiento necesitó una media de 39.55 días para cumplir con estos pagos.
Sin embargo, estos dos últimos no son los únicos registros por encima del máximo establecido por el Ministerio de Hacienda. En junio y julio también se sobrepasó este límite.
En el primero de esos meses el período medio de pago a proveedores fue de 30,92, justo por encima del máximo. Mientras tanto, en el mes siguiente el crecimiento fue más notable y el Gobierno local necesitó 35,02 días.
Durante los cinco primeros meses del año el Ayuntamiento había conseguido estar dentro del límite establecido por el ministerio, aunque con cifras cada vez más altas conforme iban pasando los meses.

De casi cuatro a más de 40
En el primer mes del año, A Coruña cerró el parcial con una media de 3,95 días, mientras que en febrero ya aumentó hasta 11,98. La subida no se frenó ahí y continuó en los meses posteriores, ya que en marzo y abril los registros fueron de 14,34 y 26,38 días, respectivamente.
El salto se produjo con la llegada del segundo cuatrimestre del año. Los registros municipales del período de pago a proveedores se incrementaron en mayo, cuando el Ayuntamiento necesitó 28,02 días de media, ya muy cerca del máximo permitido.
De esta manera, la diferencia entre el mes en el que el Gobierno local necesitó menos tiempo, en enero, con 3,95 días, y el que más, septiembre, 41,75, es de 37,8.
La situación se ve agravada después de los últimos incumplimientos ya que este año la Marea modificó el calendario fiscal, adelantando el período de pago de algunos tributos alegando que de esta manera se permitiría que existiese liquidez en las arcas municipales durante todo el año y así evitar retrasos en los pagos a proveedores.
Sin embargo, esta modificación del calendario, que estuvo acompañada por protestas por falta de información, tampoco solucionó la cuestión de los proveedores.

El período medio de pago a proveedores sigue con su escalada y en septiembre se situó en los 41,75 días