ARTEIXO-Arteixo rentabiliza para la convivencia el precepto de “más vale prevenir que curar”

Copia de El Ideal Gallego-2014-05-09-018-dc651a0f
|

Los inmigrantes en Arteixo representan alrededor del 5% de la población total. Llevan décadas asentados en este municipio y la convivencia no ha supuesto ningún problema grave. La prevención se ha convertido en el santo y seña del programa de intermediación cultural del departamento de Servicios Sociales.  
Ese es uno de los puntos que quieren dejar bien claro. Los trabajadores de este programa buscan actuar antes y evitar que haya un problema que se puede dar en varios campos: la educación, la sanidad, dentro de una misma comunidad y doméstico.
La mayor actividad se da en el ámbito de los colegios, con la escolarización de los menores. El objetivo, explican desde Servicios Sociales, es que haya un “acercamiento entre el colegio y la familia”, porque si son extranjeros, es necesario explicar el sistema educativo y sus patrones.
A la barrera del idioma se le suman los tópicos y las ideas preconcebidas para generar confusiones entre médico y paciente: “Una mujer puede ir al médico a por un anticonceptivo, pero si su patrón cultural es el contrario, el personal sanitario asume que va a querer tener hijos”, por lo que la intermediación en estos casos también se hace necesaria.
Casi es un dogma que padres e hijos tengan sus diferencias, sobre todo a partir de cierta edad de los menores. Esta brecha entre generaciones se puede agravar cuando los chicos son la segunda generación de inmigrantes, ante la brecha sociocultural. Evitar este conflicto intergeneracional es labor también de Servicios Sociales, y, de nuevo, con la prevención como mejor arma.
No menos importante es evitar que surjan enfrentamientos dentro de la comunidad. En este sentido se refieren desde el programa de intermediación a que es necesario trabajar para que “el grupo entienda que no se puede presionar a un individuo” que no quiera participar en una u otra actividad o evento cultural o religioso de esa comunidad.  

charlas sobre la violencia
La prevención y la educación fueron dos de las palabras que más se escucharon ayer en el centro cívico de Arteixo. El municipio, desde hace doce años, es el epicentro de la interculturalidad y la convivencia gracias a las jornadas que organiza Ecos do Sur.
En esta edición, el tema central es la “Prevención-Acción ante los distintos tipos de violencia”, en donde no faltó el maltrato ni la violencia machista.
En este sentido, la secretaria xeral de Igualdade, Susana López Abella, acudió a la presentación de las jornadas para enfatizar la importancia y que tiene la “detección precoz de situacións xeradoras de violencia”. Como mucho de los ponentes consideró “claves” la “prevención e atención” a las víctimas y destacó “a ruptura do silencio” como el primer objetivo.

ARTEIXO-Arteixo rentabiliza para la convivencia el precepto de “más vale prevenir que curar”