El mes de julio afronta su recta final sin la Feira das Marabillas

|

La última semana de julio está marcada en el calendario de todos los coruñeses por la celebración de la Feira das Marabillas, una de las fiestas más populares del verano y que provoca una semana de dinamización del comercio y hostelería del casco histórico de la ciudad. Tanto los vecinos como los comerciantes de la zona comprenden la decisión de no celebrarla por la masiva presencia de gente que acerca a la Ciudad Vieja durante su desarrollo, aunque el sector comercial lamenta con mayor pesar las consecuencias. “Sería imprudente llevarla a cabo, pero es una oportunidad para plantear un formato diferente de cara a próximas ediciones”, sostiene el presidente de la Asociación de Vecinos Ciudad Vieja “María Pita”, Pedro Roque.

Y es que los residentes del cascó antiguo llevan pidiendo años que la feria se realice fuera de las murallas, con puestos colocados en el Parrote, por ejemplo. “Es una pena que no se pueda llevar a cabo por estas circunstancias, pero cuando se vuelva a hacer, que sea de otra manera, aunque el Ayuntamiento se ha negado hasta ahora”, dice. El presidente de la asociación vecinal, además, se muestra descontento con la falta de información sobre el evento hasta última hora. “Esperemos que cuando se haga de nuevo se nos comunique algo porque hasta este mismo viernes no sabíamos nada y tuvimos que preguntar nosotros si se celebraba o no la feria”, explica. Por las mismas razones sanitarias, Roque ha solicitado al Gobierno local que no se lleve a cabo el festival Noroeste y, de seguir adelante, “que se haga en salas especializadas para conciertos”.

Los comerciantes de la Ciudad Vieja, sin embargo, sí apoyan el desarrollo de la feria dentro de los muros de la ciudad. “Intentamos que se realizase hasta el último minuto pero vimos que era imposible”, admite el presidente de la Asociación de Comerciantes y Empresarios de la Ciudad Vieja, Adolfo López. Para todos los trabajadores que forman parte de este sector, la Feira das Marabillas es “fundamental” para la economía de la zona.

Fundamental para la economía

Así, indica que la única forma de dinamizar el casco histórico es “mediante eventos”, por lo que se encuentran en preparativos para ofrecer “algo en Navidad muy atractivo y que atraiga a la gente a la Ciudad Vieja”, ya que, además, también se ha cancelado la Feira da Cervexa Artesá que se celebra en septiembre. l

El mes de julio afronta su recta final sin la Feira das Marabillas