Puigdemont quiere una “transición corta” hacia la independencia

Puigdemont ofrece una rueda de prensa antes de la marcha de Barcelona | sergio barrenechea (efe)
|

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, apostó por realizar “una transición corta, muy dialogada y muy negociada, pero corta” si el “sí” a la independencia es la opción vencedora en el referéndum previsto para el 1 de octubre.
En una entrevista de “ElNacional.cat”, abogó por avanzar rápidamente hacia la creación de un Estado catalán si vence el independentismo, “y si quedan aspectos que se tienen que ir trabajando con mucha calma, que se vayan trabajando en comisiones paritarias o tripartitas, con la UE, el Estado español y Catalunya”.
Puigdemont insistió en que el 1-O se celebrará y que la “garantía básica” que acompañará la votación será la ley del referéndum, de la que indicó que el Parlament deberá aprobarla con el tiempo para permitir la convocatoria, de la que no detalló la fecha.

Negociar los términos
Sobre la actuación que pueda llevar a cabo el Estado para impedir la consulta, explicó que es una cuestión que le preocupa pero que no es su prioridad, y advirtió al Gobierno central que “se tendrá que explicar muy bien” si intenta impedir la democracia.
Sin embargo, se ha abierto a paralizar el referéndum si el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acepta negociar los términos del mismo: “Si el presidente Rajoy tiene interés en hablar, las puertas están abiertas, y si tengo que ir a Madrid, voy a Madrid, pero esto en estos momentos no creo que figure en ninguna mesa”.
Esta negociación incluiría los pasos a dar tras la votación: “Si hubiéramos acordado el referéndum con el Estado español este también habría sido uno de los temas de los acuerdos”.
Preguntado por la hipótesis de que gane el “sí” pero que la participación no supere el 50%, respondió que la proclamación o no de la independencia dependerá de las circunstancias y que se tendrá que tener en cuenta si hubo “un escenario de rotura de la normalidad”, que podría darse, relató, si él es detenido o inhabilitado.
No obstante, consideró que “de aquí a octubre no hay espacio para la inhabilitación” ya que aunque la reforma del Tribunal Constitucional (TC) prevé que ese órgano pueda suspender a cargos públicos, el Estatut fija los supuestos de inhabilitación del presidente de la Generalitat y el TC no figura entre ellos.
Después de anunciar en una entrevista con el “Financial Times” que el Govern ya dispone de 6.000 urnas para el día del referéndum, rechazó dar detalles de cómo las obtuvieron pero aseguró que la votación se llevará a cabo “con rotundidad”.
Puigdemont ha aseverado que Rajoy y él se han “acompañado mutuamente” tras los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona) de la semana pasada, y subrayó que la comunicación entre ambos existió desde el primer momento. l

Puigdemont quiere una “transición corta” hacia la independencia