Lula da Silva atraviesa sus horas más bajas tras llegar a ser el político “más popular del mundo”

Former Brazilian President Luiz Inacio Lula da Silva is greeted by supporters in front of his home in Sao Bernardo do Camopo, Brazil, March 5, 2016. REUTERS/Paulo Whitaker
|

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, el hombre que durante su mandato fue definido por el presidente estadounidense Barack Obama como “el político más popular en la Tierra” y que llegó a ser nombrado protagonista de toda una década por el influyente diario británico “Financial Times”, atraviesa sus horas más bajas.
Lula es investigado en su propio país por presuntos hechos de corrupción que él niega. Sin embargo, la Fiscalía de Sao Paulo ha pedido prisión preventiva para el exmandatario, acusado de blanqueo de capitales y falsedad ideológica por, supuestamente, haber recibido un tríplex ubicado en el edificio Solaris, un condominio de lujo de Guaruja, en Sao Paulo, construido por el grupo de ingeniería OAS, involucrado en el escándalo de corrupción de Petrobras, como pago de la trama corrupta.
El calvario de Lula comenzó el pasado día 4, cuando la Policía brasileña allanó su domicilio en Sao Paulo y lo llevó a declarar para investigar si cometió delitos de corrupción y de lavado de dinero en el marco del escándalo de Petrobras, la trama que desvió más de 2.000 millones de dólares de la petrolera estatal brasileña. Ese día hubo momentos de tensión cuando simpatizantes y críticos de Lula se manifestaron en São Paulo, con algunos choques violentos entre ellos. Por la noche el expresidente participó de un acto en São Paulo, donde habló ante cientos de militantes de su partido sobre las adversidades que ha tenido que enfrentar en su vida, entre ellas, el cáncer de laringe que padeció en el año 2012.
Ahora, en una vuelta de tuerca más, los fiscales Cassio Conserino, José Carlos Blat y Fernando Henrique Araújo han argumentado que la prisión preventiva es necesaria para garantizar “el orden público, la instrucción del proceso judicial y la aplicación de la ley penal”.
Sin embargo, el abogado de Lula, Cristiano Zanin Martins, ha restado importancia a la petición del Ministerio Público. “Se basa en testimonios de personas que sospechan que el inmueble estaba siendo construido para el ex presidente”, indicó.
Nacido el 27 de octubre de 1945 en Caetés, en el estado de Pernambuco, Lula comenzó a trabajar como limpiabotas a los doce años. Después fue trabajador metalúrgico, antes de convertirse en un famoso líder sindical. Él fundó el Partido de los Trabajadores, la mayor colectividad política en la historia del país latinoamericano. En 2003, y tras varios intentos fallidos, Luiz Inácio Lula da Silva llegaría a la Presidencia de Brasil, para pasar a ser, tras ocho años en el poder, el mandatario más popular en la historia de ese país.

Lula da Silva atraviesa sus horas más bajas tras llegar a ser el político “más popular del mundo”