Morales nacionaliza la filial de Aena que gestiona los aeropuertos bolivianos

lpz07. cochabamba (bolivia), 18/02/2013.- el presidente de bolivia, evo morales, participa en un acto hoy, lunes 18 de febrero de 2013, en las instalaciones del aeropuerto de cochabamba, bolivia, donde anunció la expropación de la empresa sa
|

El presidente de Bolivia, Evo Morales, expropió ayer la empresa Sabsa, filial de las españolas Abertis y Aena que administra los tres aeropuertos más grandes del país, acusándola de haber hecho insuficientes inversiones.

Morales hizo el anuncio en un acto en la ciudad central de Cochabamba, donde está la sede de Sabsa, acompañado del vicepresidente del país, Álvaro García Linera, y del ministro de Obras Públicas, Vladimir Sánchez.

Sabsa es la sexta compañía española que pasa a manos del Estado en menos de un año, ya que en mayo pasado Morales nacionalizó una filial de Red Eléctrica de España (REE) y en diciembre otras cuatro de Iberdrola, por las que aún no ha habido una compensación económica.

“Venimos a emitir este decreto supremo para recuperar una empresa más para el Estado Plurinacional de Bolivia”, afirmó Morales.

El gobernante adujo que Sabsa no hizo suficientes inversiones para ampliar los aeropuertos en El Alto (La Paz), Cochabamba y Santa Cruz, los principales del país, y criticó además los “sueldos exorbitantes” que percibían sus ejecutivos.

Según el decreto leído por Morales, el ministerio de Obras Públicas asumirá el control de todo el paquete accionarial de Sabsa en representación del Estado boliviano.

España califica
el acto de “no amistoso” y avisa de las consecuencias

Al igual que en anteriores expropiaciones, se dispuso también que la compensación a Abertis y Aena provenga de una tasación realizada por una empresa independiente “en el plazo de 180 días hábiles”.

De hecho, Abertis dijo ayer que “respeta” la decisión del Gobierno boliviano de expropiar Sabsa, pero confía en un acuerdo con Bolivia para alcanzar “una compensación adecuada”.

Morales también ordenó el despliegue de militares en los tres aeropuertos “para garantizar la continuidad de los servicios”.

El despliegue de militares “no es un tema de fuerza, sino simbólico”, dijo la ministra de Comunicación, Amanda Dávila.

“Es un tema que simplemente tiene que ver con la política que adopta el Gobierno en la participación de las Fuerzas Armadas en la recuperación de los recursos nacionales”, declaró la ministra.

Mientras, el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, advirtió ayer a Bolivia de que la expropiación de la filial de Abertis y Aena “tendrá consecuencias sobre las relaciones bilaterales” y no descartó una respuesta por parte de la Unión Europea.

“Es obvio que un movimiento de este tipo, una expropiación saltándose los procedimientos habituales y no respetando el principio de la indemnización requerida en caso de expropiación, tendrá consecuencias sobre las relaciones bilaterales”, aseguró García-Margallo.

El ministro español avisó de que la operación es un acto “no amistoso” y “que contrasta vivamente” con la actitud de España. Poco después, el Gobierno anunció que replanteará las relaciones bilaterales con Bolivia.

 

Morales nacionaliza la filial de Aena que gestiona los aeropuertos bolivianos