“Como mi personaje, soy un actor que siempre quiso ser el Tenorio y no había podido”

El Ideal Gallego-2014-01-18-017-a191dc87

El teatro Colón acoge esta tarde la última propuesta escénica de la compañía Morfeo Teatro, “La sombra del Tenorio”, una pieza protagonizada y dirigida por Francisco Negro. Solo habrá una oportunidad para verlo. Hoy, a las 20.30 horas. El actor adelanta “sorpresas” y una visión “contemporánea” de todo un clásico que cosechó grandes éxitos.

¿Cuál la carta de presentación de Morfeo Teatro para esta noche en la ciudad?
Conmemoramos con esta representación los 20 años de la obra desde su estreno. Es una de las piezas más célebres de José Luis Alonso, que en su día hizo una gira nacional muy completa. Ahora la retomamos con una visión contemporánea, con una propuesta visual independiente.
¿Qué novedades encuentra el público 20 años después?
La obra se retoma desde el punto de vista del Tenorio. Hacemos una apuesta por lo visual y por la puesta en escena, que deja ver ese tenebrismo y oscurantismo del personaje. Hay incontables singularidades para el espectadores, apariciones sorpresas...
¿Desvelamos alguna?
Eso, siempre, mejor sobre las tablas. (Risas). Es mejor alentar al público para que venga a descubrirlas.

¿Como se conquista y se atrae al público más alejado del teatro clásico?
Yo le diría, a quien tuvo la oportunidad de ver la obra hace 20 años, que no se pierda la ocasión de volver a ver esta nueva adaptación, porque es muy atrayente. Pero también lo es para el público más joven. Esta obra no es solo para los amantes del teatro clásico español. Proponemos, para todos, una forma singular de disfrutarlo.

¿Cómo se ha visto en la piel del Tenorio de Alonso de Santos?
Me veo mejor en la mía, que llevo una vida mucho más saludable. Mi personaje es un viejo cómico, que narra, haciendo gala de su socarronería, cómo ha sido su vida en el teatro. A lo largo de la obra, es capaz de ver y reconocer todos su fallos y todo lo que tiene su vida de paradójica. El texto es toda una lección de vida, discreta e inteligente.

¿Fue eso lo que le conquistó del personaje?
Lo cierto es que todo actor que quiera interpretar al Tenorio de Zorrilla, o lo hace de joven, o no lo hace. Y a mí ya se me estaba pasando el arroz para ese Tenorio. Como el personaje, soy un actor que siempre ha querido hacer el Tenorio y no ha podido. Este personaje requiere de un ejercicio que es francamente difícil. Ha sido todo un reto de interpretación. Lo que me he encontrado a la hora de enfrentarme al personaje ha sido una dramaturgia perfecta, de bordado. Y como actor, creo que he tenido una oportunidad de oro. 

“Como mi personaje, soy un actor que siempre quiso ser el Tenorio y no había podido”

Te puede interesar