El PSOE y el BNG responsabilizan al alcalde del desfase en el presupuesto que halló Hacienda

El Ideal Gallego-2014-09-16-006-7ac6170e
|

Los grupos municipales del PSOE y del BNG responsabilizan al alcalde, Carlos Negreira, del desfase presupuestario detectado por el Ministerio de Hacienda.
El PSOE acusa al regidor de vanagloriarse de la excelencia de las cuentas durante una sesión plenaria pero “el viernes el Gobierno de Rajoy hecho por tierra su argumentación y resumió la situación financiera en la peor de las ciudades gallegas”.
“De hecho, A Coruña, de la mano de Negreira, es la única ciudad gallega que presenta un desajuste presupuestario que ha merecido el tirón de orejas de Montoro”, dijo ayer la concejala Yoya Neira.
La edil aseguró que lamenta que la respuesta del regidor haya consistido en anunciar que estas navidades también se gastará el dinero en la Laponia de la plaza de María Pita.
“El alcalde del PP celebra así con más fiestas la llamada de atención del Ministerio de Hacienda, que señala a A Coruña como la única ciudad de Galicia que incumple la estabilidad presupuestaria y deberá someterse a un nuevo plan de ajuste y al control de la Xunta y del Gobierno”, añade la edil.

cuenta general
El PSOE insiste en que la cuenta general de 2013 confirma que el presupuesto del año pasado fue una oportunidad perdida, y un adelanto del de 2014, con menos soluciones para los problemas reales de la ciudad y más sacrificios para los coruñeses.
“A finales de 2014, Negreira habrá gestionado 917,4 millones de euros, sin ser capaz de sacar a la ciudad de la crisis: ni ha generado actividad económica, ni ha creado empleo ni ha garantizado los servicios públicos; los coruñeses viven peor que hace tres años”, abunda.
La concejala socialista indica que la Cuenta general demuestra que la gestión de la Alcaldía se traduce en más impuestos, más deuda y más fiestas, pero menos inversión, menos empleo y menos servicios sociales.

liquidación negativa
Por su parte, el grupo municipal del BNG, indica que el Ayuntamiento de A Coruña “difícilmente” se podrá acoger a la ampliación de diez a 20 años del plazo para que los municipios devuelvan las liquidaciones negativas de su participación en los ingresos del Estado (PIE), en 2008 y 2009, teniendo en cuenta, como  puso de manifiesto Hacienda, de que no se cumplieron los objetivos de estabilidad presupuestaria y deuda.
Los nacionalistas aseguran que el Ayuntamiento, según la Cuenta general de 2013, tiene una deuda más de 98 millones de euros, de los cuales más de 18 millones son el saldo pendiente a reintegrar de la participación en los ingresos del Estado de 2008 y 2009. n

El PSOE y el BNG responsabilizan al alcalde del desfase en el presupuesto que halló Hacienda