Una exmigueliana declara que Rosendo le aseguró que tenía un “demonio de la sexualidad”

Miguel Rosendo llega a los juzgados | aec
|

Una joven que permaneció unos “veinte años” dentro de la Orden y Mandato de San Miguel Arcángel declaró ayer que el líder del grupo, Miguel Rosendo, le aseguró “desde pequeña” que tenía “un demonio de la sexualidad” y le recomendó que no la “vieran” muchos chicos porque la “culpa” sería suya por “incitarlos”.
B.D.P. testificó en la sesión número trece de este juicio, conocido como de los miguelianos, que Rosendo se “presentaba” como un “ser de luz” antes de hacerlo como el propio “San Miguel Arcángel” y que “daba igual los cargos que hubiera” dentro de la Orden, pues “nadie hacía nada sin permiso” del considerado como líder.
B. relató en la sala, tras un biombo, que sufrió tocamientos en sus partes íntimas por parte del líder de la Orden siendo aún menor de edad y que, en una ocasión, Rosendo alegó que le iba a “operar los ovarios”. “Me quedé estática”, aseveró. “Yo en ese momento le creo, le estoy agradecida; aunque me incomodó la situación como me incomodaban sus abrazos”, añadió.
La mujer manifestó que entró en contacto con Miguel Rosendo con ocho años de edad porque la llevaron su madre y su tía F.D.A. (que también perteneció a la Orden) a su “consulta”, y añadió que el líder de los “Miguelianos” era conocido como un “brujo” y un “vidente” y que desde ese momento él la “cogió”. “No recuerdo una infancia normal”, apuntó.
La mujer contó que contrajo matrimonio por “consejo” de Rosendo y que tuvo dos embarazos dentro de Orden y Mandato. Fue al dar a luz a su segunda hija cuando comenzó a “dudar” y en el año 2013 se “da cuenta” de que aquello no era “católico ni nada”, que era una “patraña”, aseveró.
La testigo reconoció que pidió un préstamo del que entregó “1.500 euros” a Rosendo, que no fue la única cantidad que le facilitó y que este “nunca jamás” le dio dinero. l

Una exmigueliana declara que Rosendo le aseguró que tenía un “demonio de la sexualidad”