El Gobierno y la oposición se vuelven a enzarzar en un cruce de acusaciones por los impuestos municipales

|

La “congelación” de las tasas e impuestos municipales ha vuelto a enredar al gobierno local y a la oposición en un cruce de acusaciones. Mientras que el equipo de gobierno de Negreira sigue manteniendo que los precios públicos no han subido nada en los últimos dos años y tampoco lo harán para 2014, los grupos del PSOE y BNG tildan estas afirmaciones de mentira.
Los socialistas acusan al gobierno de Negreira de haber subido el precio de la ayuda a domicilio, las escuelas infantiles, el agua, el bonobús, el IBI, los abonos de las instalaciones deportivas, las escuelas deportivas, las tarifas de la perrera municipal, el alquiler de las instalaciones municipales. Además, recuerdan la creación de otros nuevos, como el cobro por celebrar bodas civiles (125 euros) o la ordenanza de cementerios, en la que, según señalan los socialistas, se va a cobrar por las trasmisiones de panteones, ceniceros, nichos y sepulturas.
Por su parte, los nacionalistas acusan al gobierno local de congelar el IBI al 0,6% a la Autoridad Portuaria y tildan esta decisión de “agasallo do señor Negreira” “Poderá seguir aforrando por conta de toda a cidadanía”, sentencia el portavoz del grupo municipal del BNG, Xosé Manuel Carril.
 
respuesta
Todas estas acusaciones tuvieron respuesta en el portavoz del gobierno local, Julio Flores, que tildó de “burda manipulación” las palabras de la oposición. Flores rechazó que ahora los grupos que formaron el anterior gobierno bipartito “dejaran atado el copago y ahora critican su aplicación, o dejaran blindada la subida del precio del autobús, y ahora critican que se lleve a cabo”.
Con respecto a la congelación del IBI en el Puerto, Flores explicó que no entiende las críticas de socialistas y nacionalistas cuando con ello, dice, “se apoya a las 70 empresas establecidas en suelo portuario”. “La realidad es que hemos ahorrado 9 millones a los coruñeses y aún así hemos pagado las facturas que nos dejaron en los cajones”, sentenció el portavoz municipal.
Flores rechazó las críticas de la oposición sobre la subida del agua y explicó que el aumento del precio se debe a la puesta en funcionamiento de la nueva depuradora y no al aumento del coste del servicio. “En 2014 seguiremos siendo una de las ciudades con el IBI más bajo, el agua más barata y el bonobús social más económico”, dijo. n

El Gobierno y la oposición se vuelven a enzarzar en un cruce de acusaciones por los impuestos municipales