Un atentado en Estambul contra un autobús de policías deja once muertos

Estado en el que quedó el vehículo policial tras el atentado Osman Orsal
|

Al menos once personas murieron, siete de ellas agentes de Policía, y otras 36 resultaron heridas en un atentado perpetrado ayer a primera hora de la mañana contra autobús policial en el barrio de Vezneciler de Estambul. El gobernador de Estambul, Vasip Sahin, confirmó el balance de muertos y heridos y aseguró que el atentado fue perpetrado con un coche bomba. El ataque ocurrió cerca de una comisaría.
Hasta el lugar de la deflagración se trasladaron varias ambulancias para atender a los heridos y las fuerzas de seguridad tomaron medidas para acordonar la zona. Varias tiendas próximas sufrieron daños y la Policía procedió a evacuar varios edificios cercanos.
El lugar de la explosión se encuentra ubicado cerca de la Universidad de Estambul y la mezquita de Kalenderhane. El autobús se dirigía al centro universitario en una misión rutinaria y los exámenes que estaban convocados para ayer fueron cancelados.
Horas más tarde, las fuerzas de seguridad turcas detuvieron a cuatro personas por su presunta relación con el atentado, si bien el Gobierno evitó señalar a ningún grupo terrorista como responsable del ataque.
Tras visitar a varios de los heridos en el ataque, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, aseguró que el atentado ha sido “imperdonable”, al tiempo que dejó claro que su país continuará luchando contra el terrorismo “hasta el final”.
Las condenas y condolencias tras el ataque no se hicieron esperar. Así, la Unión Europea trasladó sus “sinceras condolencias” a Turquía y reafirmó su compromiso de cooperar con Ankara en la lucha contra el terrorismo.
“Como Unión Europea, reiteramos nuestra solidaridad continua con Turquía, su Gobierno y su pueblo y reafirmamos nuestro compromiso de trabajar estrechamente juntos en la lucha contra la amenaza global del terrorismo”, dijo la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, a través de un comunicado de su portavoz.
Por su parte, España condenó “en los términos más enérgicos” el ataque terrorista. En un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, el Ejecutivo español quiso expresar su pésame a los familiares de los fallecidos y su deseo de una pronta y completa recuperación a los heridos. “España reitera su plena solidaridad con el pueblo y las autoridades de Turquía en su lucha contra la barbarie terrorista, así como su firme propósito de seguir cooperando para acabar con esta lacra”, concluyó.
Además, la Embajada de España en Turquía no tiene constancia de que haya españoles entre las víctimas.
En su cuenta oficial en la red social Twitter, la Embajada informó de que “no parece que haya ningún español entre las víctimas” y recomendó a todos los españoles que se encuentren en Turquía que mantengan una actitud de prudencia y vigilancia en el país, y eviten manifestaciones o aglomeraciones.

Un atentado en Estambul contra un autobús de policías deja once muertos