Una mujer y sus dos hijas fueron ingresadas en el hospital tras inhalar monóxido de carbono

|

redacción > A CORUÑA
  Una mujer y sus dos hijas de corta edad fueron trasladadas ayer al Hospital tras inhalar monóxido de carbono procedente del calentador de butano de su domicilio del número cinco de la calle de Órdenes, según informaron desde el parque de A Grela. Al parecer, el hijo mayor del matrimonio se había duchado y una mala combustión por parte del calentador liberó el gas.
Cuando el joven regresó a su casa, encontró tanto a su mujer como a sus dos hermanas atontadas por el monóxido de carbono. Sospechando lo que había ocurrido, llamó al 061, que envió una ambulancia, además de avisar al centro de coordinación de emergencias 112, que a su vez alertó a los bomberos alrededor de las siete de la tarde.

Explosímetros > “Cuando llegamos, la familia ya estaba fuera. Empleamos los explosímetros y descubrimos las emanaciones de monóxido”, explicó el sargento al mando. Como ya alguien había cerrado el calentador, la actuación de los bombero se limitó a abrir las ventanas del domicilio para asegurarse de que se ventilara y también de comprobar que las demás viviendas no se habían visto afectadas.

Una mujer y sus dos hijas fueron ingresadas en el hospital tras inhalar monóxido de carbono