El pleno del lunes tensa la relación entre los grupos municipales

El Ideal Gallego-2015-09-16-005-d19984e9_1

El pleno del lunes, cargado de reproches y acusaciones entre unas bancadas y otras, ha tensado las relaciones entre los grupos municipales. El cambio del voto del PSOE en relación al modificativo del presupuesto del Ayuntamiento después de que la Marea incorporase al texto un voto particular del BNG ha desencadenado una cascada de críticas tanto desde el Gobierno local como desde el Bloque. Ambos acusan a los socialistas de irresponsables y estos replican que el regidor se escuda en el victimismo ante su incapacidad para gestionar.
Así, el alcalde, Xulio Ferreiro, acusó al PSOE coruñés de actuar “irresponsablemente” al impedir la aprobación del crédito y le instó a aclarar “de una vez de qué lado se va a situar”. “Si va a estar con el PP o va a apoyar los deseos de cambio”, sentenció.
En la misma línea, señaló que a los socialistas “les da igual las partidas para mejorar los colegios, la asistencia social o que los proveedores esperen”, dijo sobre las actuaciones incluidas en el modificativo y el pago de facturas pendientes.
Además, hizo un llamamiento al secretario provincial de los socialistas coruñeses, Julio Sacristán, y al secretario xeral del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro para que aclaren si “avalan las actuaciones” del grupo municipal socialista. “Que está dificultando enormemente las cosas”, añadió tras incidir en que ahora van a pensar “qué hacer con el modificativo”. “No sé que más se puede negociar”, indicó tras los contactos con PSOE y BNG para llegar a un acuerdo.

ni gestión ni palabra
Tras estas declaraciones, el portavoz del grupo socialista, José Manuel Dapena, culpó al alcalde, Xulio Ferreiro, de “victimismo” y de “incapacidad” para gestionar.
Cuestionó que, para el regidor, “la culpa de que no saliese a la primera el pleno de organización fue de PP, PSOE y BNG; que no se aprobase el primer modificativo fue culpa del PP y del BNG y ahora la culpa de que no se apruebe el segundo modificativo es del PP y del PSOE”.
“Para el alcalde, la culpa siempre es del resto y se olvida de que él tiene la responsabilidad de gobernar”, sentenció Dapena, que volvió a acusar al regidor de “faltar a su palabra”. “Rompió un acuerdo y el PSOE actuó en consecuencia”, argumentó respecto a la votación del crédito en el pleno del lunes. “Ya habíamos señalado que se trataba de un documento cerrado y que por tanto, siendo el modificativo de la Marea era el Gobierno el que tenía que defenderlo; si permitía cambios por acción u omisión entendíamos que ya no era el documento pactado”, remarcó.
En la misma línea, subrayó que “el problema” no fue la partida de 30.000 euros destinada a igualdad, incluida en el voto particular del BNG, “sino la falta de palabra del alcalde”.
Al margen de las motivaciones de los socialistas, el grupo municipal del BNG calificó de “esperpéntico” el posicionamiento del PSOE en el pleno y aseguró que el Bloque demostró en la sesión que es “la única fuerza política que trabaja con seriedad y rigor para resolver los problemas de los vecinos de la ciudad”.
Cuestionó que el PSOE votase en contra por incluir una partida económica de 30.000 euros para igualdad “estando recogida en la primera propuesta del modificativo”. El BNG, que recordó que los socialistas se abstuvieron entonces, se preguntó también “cómo es posible que, tras abrirse un plazo de negociación y después de haber pacto el modificativo de crédito, la nueva propuesta obtenga más votos en contra que la llevada al pleno en agosto”.  
Por otra parte, remarcó que “todas las mociones presentadas por el BNG”, entre ellas una para reclamar el saneamiento de la Ría de O Burgo, “fueron aprobadas”. “Incluido el voto particular al modificativo de crédito, demostrando que el trabajo del BNG se realiza con criterio y continuidad”, apostilló.

El pleno del lunes tensa la relación entre los grupos municipales

Te puede interesar