Una madre vende por internet las fotos y grabaciones de sus hijas desnudas

GRA210. VIGO, 11/11/2015.- La Audiencia de Pontevedra ha condenado a cuatro años y seis meses de prisión a una joven toxicómana, Eva R.D, por drogar de forma continuada a su hija, que cuando se descubrieron los hechos apenas ten&iacut
|

Agentes del Grupo de Menores de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Sevilla detuvieron a una mujer de 41 años por realizar fotografías y videos de sus hijas desnudas y vender estos archivos por internet, informó la Policía en un comunicado de prensa.
La investigación se inició el mes de septiembre, cuando la expareja sentimental de la detenida, acompañado por una de las hijas de la arrestada, se personó en una comisaría de Sevilla para interponer denuncia.
La menor, de 15 años, manifestó a los agentes que, desde hacía cuatro años, su madre había estado fotografiándola a ella y a sus dos hermanas de 8 y 7 años así como a la sobrina de la expareja de 8 años en poses de índole sexual y desnudas.
En un principio, la madre les decía que las fotografías eran para un casting de ropa, alegando que tenía que mandar fotos desnudas y en ropa interior para que vieran sus tallas. Con el paso del tiempo, la denunciante se percató de que, las fotografías que les hacía su madre, se las enviaba a hombres que pagaban por ellas a través de una página web de contactos.
La madre les explicó entonces que necesitaban el dinero para comer y que había hombres que pagaban dinero por esas imágenes. La menor hizo entrega en comisaría de un teléfono móvil que contenía imágenes de ella y de sus hermanas desnudas, que les realizó la madre.
También entregó un ordenador que su madre había golpeado antes de marcharse y que contenía, asimismo, fotografías de las menores en las mismas condiciones. Nada más tener conocimiento de los hechos, los agentes comenzaron una investigación “exhaustiva”, priorizando la protección de las menores.
Gracias a estas indagaciones, el día 15 de octubre, los agentes detuvieron a la presunta autora de los hechos por un delito contra la libertad e indemnidad sexual y por un delito de pornografía infantil, siendo puesta a disposición de la autoridad judicial, quien interpuso una medida de alejamiento de las niñas.
Tras realizar una serie de pesquisas a través de internet, también consiguieron localizar al comprador, con el que la menor llegó a quedar en varias ocasiones para cobrar el dinero por las fotografías y los videos que la madre le enviaba.
Los agentes comprobaron que ocasiones la madre grababa a la hija de 15 años y compartía las imágenes con hombres a través de vídeo conferencias. Según manifestó la menor, les hacía ponerse un chupete y dos coletas, además de darles unas pautas de cómo tenían que actuar y qué poses poner. La menor también manifestó que eran golpeadas repetidamente con un palo.

Una madre vende por internet las fotos y grabaciones de sus hijas desnudas