El exabogado de Trump admite que mintió al Congreso en la investigación de la trama rusa

Michael Cohen abandona el tribunal federal de Nueva York | justin lane (efe)
|

El exabogado personal de Donald Trump, Michael Cohen, se declaró ayer culpable en un tribunal de Nueva York de haber mentido al Congreso durante la investigación de la trama rusa que lleva el fiscal especial Robert Mueller.
Cohen se presentó por sorpresa en la mañana de ayer en una corte federal de Manhattan para admitir su culpabilidad en un nuevo cargo del proceso judicial, el primero que le imputa Mueller, informan medios locales.

El exletrado de Trump admitió haber mentido al Congreso sobre su implicación en los planes de negocio relativos a una potencial Torre Trump en Moscú durante la campaña de 2016, según “The New York Times”, un proyecto inmobiliario que no se llevó a cabo.
A cambio de admitir su culpabilidad y de cooperar con el fiscal, con cuyos investigadores se entrevistó en varias ocasiones pese a que no hay un acuerdo formal, el letrado de 52 años tendría la expectativa de recibir una sentencia menos dura.
De acuerdo al documento legal presentado por la fiscalía, Cohen “deliberadamente hizo declaraciones falsas” y “engañó” al Comité de Inteligencia del Senado sobre la fecha en que dejó de considerar el proyecto inmobiliario en Moscú, sobre su intención de viajar a Rusia y sobre contactos con el Kremlin.
Cohen, que por entonces ejercía de vicepresidente ejecutivo para Trump, “intentó ocultar o minimizar” que siguió debatiendo sobre el proyecto varias veces hasta junio de 2016, cuando supuestamente había dejado de hacerlo en enero, así como que acordó viajar a Rusia, además de tomar medidas de cara a un posible viaje de Trump.
Asimismo, la fiscalía señala que Cohen “recordó” que en torno a enero de 2016, recibió una respuesta de la oficina del secretario de prensa del presidente ruso y habló sobre el proyecto de Moscú con un miembro de esa oficina.

Delitos fiscales
El pasado agosto, Cohen ya se declaró culpable en Nueva York de varios delitos fiscales ajenos a la investigación sobre la supuesta coordinación entre la campaña electoral de Trump y el Kremlin para influir en los resultados de las presidenciales de 2016.
El exabogado personal del magnate involucró entonces al que fuera su cliente entre 2007 y 2017 en dos cargos de violación de normas de campaña y, aunque el acuerdo de culpabilidad no incluía cooperación alguna con el equipo de Mueller, despertó sospechas y fue ampliamente criticado por Trump.
Tras conocerse la noticia, Trump, calificó a Cohen, de “persona débil” que miente para lograr “una reducción de condena”. “Cohen está siendo una persona débil y está tratando de conseguir una reducción de condena”, afirmó Trump a los periodistas en la Casa Blanca, antes de partir de viaje a Argentina.

Trump recordó, por su parte, que el proyecto en la capital rusa no llegó a cuajar. “Decidí no hacer el proyecto. Así que no lo hice. De modo que no estamos hablando de hacer un proyecto, estamos hablando de no hacer un proyecto”, afirmó.
Por otra parte, el presidente de EEUU amenazó ayer con desclasificar documentos “devastadores” para los dirigentes demócratas si estos acometen un “hostigamiento presidencial” en la Cámara de Representantes.
“Si bajan por la pista del acoso presidencial, si quieren ir y hostigar al presidente y al Gobierno, creo que eso sería lo mejor que me sucedería a mí. Soy un pegador y los golpearé tan fuerte que nunca habrán recibido un golpe así”, agregó durante una entrevista en el Salón Oval. l

El exabogado de Trump admite que mintió al Congreso en la investigación de la trama rusa