El Consistorio pide flexibilidad a la Xunta para el centro de salud de Santa Lucía

El concejal Alberto Lema y la gerente de Turismo, Lanzada Calatayud, presentaron el I Congreso de Mercados Urbanos Sostibles | quintana
|

El Gobierno local insiste en abandonar posturas rígidas en torno a la construcción de un centro de salud en Santa Lucía, situación que le enfrenta con la Xunta, pero siempre que sea partiendo de su propuesta de que esté en un edificio de corte vertical y anexo al mercado.
Esta idea fue refrendada por el concejal de Empleo y Economía Social, Alberto Lema, encargado de los mercados, quien pidió a la administración autonómica que “abandone a súa posición ríxida e teña unha maior flexibilidade á hora de contemplar a compatibilidade de usos”.

El alcalde, Xulio Ferreiro, también indicó recientemente que era necesario flexibilizar posturas para posibilitar un nuevo centro de salud en A Falperra. Esta semana está previsto un encuentro entre el conselleiro, Xesús Vázquez Almuíña, y miembros del Gobierno local, algo que no se produce desde hace varios meses.
El edil aseguró que esta nueva reunión es una “boa noticia” y que es “relevante como xesto”. Mientras, aunque considera que es posible alcanzar un consenso entre ambas partes, añadió que hai que tener las cautelas propias de un proceso salpicado de desencuentros entre la Marea y la Xunta.

Punto de partida
Esta petición de flexibilidad no parece entrar en los planes del Ayuntamiento, ya que ayer el propio Lema sostuvo que el punto de inicio para un acuerdo es que la plaza de abastos sea renovada en sentido horizontal y el ambulatorio ocupe un edificio anexo de varios pisos. “O proxecto é maleable”, concretó.
“Estou seguro que é posible levar a cabo a proposta inicial municipal”, apuntó el concejal, quien también explicó que teniendo en cuenta estas magnitudes generales “hai moita marxe de manobra para que poidamos chegar aos compromisos precisos en canto ás dimensións, cuestións de accesibilidade e outro tipo de cuestións que deberan ser subsanables”.

Alberto Lema indicó que el marco general que plantea es “máis que razoable” y que actualmente se encuentran en un momento en el que, dijo, “podemos adaptarnos e chegar a acordos”.

Desde el punto de vista del equipo de gobierno los intereses de ambas administraciones son “perfectamente compatibles” por lo que ambos podrían estar “satisfeitos” con el resultado final.
Esta solicitud de flexibilidad por parte del Gobierno local a la Consellería de Sanidade, encargada de la construcción del centro de salud, llega poco después de que la Marea presentase su proyecto de reforma de la plaza de abastos. En este anteproyecto se reserva un volumen anexo en vertical para el ambulatorio.

Respuesta vecinal
La presentación de esta propuesta se encontró con un amplio rechazo vecinal, que mostró su disconformidad tanto con la manera de dar a conocer el plan como con el contenido.

Esto tampoco es una novedad debido a que la Asociación de Vecinos y Comerciantes de A Falperra mostrasen en varias ocasiones su malestar con el modo de proceder y con la propuesta del Ayuntamiento.
Desde esta agrupación se han realizado diversas iniciativas con el objetivo de que se lleve adelante tanto la reforma del mercado como la construcción de un nuevo centro de salud que mejore las condiciones del de Federico Tapia.
Sus peticiones también se centraban en que ambas administraciones se reuniesen con la intención de buscar un punto de acuerdo mientras veían que pasaban los meses sin que hubiese ningún avance en un proyecto que califican como vital.

El Consistorio pide flexibilidad a la Xunta para el centro de salud de Santa Lucía