Arteixo y Aqualia mantienen su pelea por los 400.000 euros del llenado de los tanques en 2013

02 julio 2013 página 18 / 15 marzo 2015 página 17 Arteixo.- El ayuntamiento de Arteixo denuncia un presunto boicot al vaciarse al 5% el depósito de agua de Pastoriza
|

Las batallas entre el Ayuntamiento de Arteixo y Aqualia se dilatan en el tiempo. El último acto del enfrentamiento por la gestión del agua llegó con un recurso de reposición presentado por FCC contra la reclamación municipal del pago de unos 400.000 euros por el llenado del depósito de Pastoriza en el verano de 2013.
El recurso fue rechazado en el pleno del pasado jueves. De este modo, es previsible que llegue a los tribunales. Además, una vez votada la desestimación, el alcalde, Carlos Calvelo, afirmó que “lo que está pasando con Acuamed” –con imputaciones y detenciones en los últimos días– “corrobora la supuesta mafia del agua”. “A colación con lo que hemos vivido, con una empresa como FCC”, se reafirma el trabajo que han hecho.
Al margen de consideraciones subjetivas, llama la atención que ambas partes, en sus informes se acusen de no actuar con toda la buena fe que cabría esperar.
La parte privada entiende que no es su responsabilidad este pago porque hay una sentencia del Tribunal Superior que suspende –hasta que se resuelva en los tribunales la demanda– “la ejecutividad” de un acuerdo plenario de 2014 por el que se le exigía a Aqualia 29,3 millones de euros en concepto de indemnización. Dentro de esta partida se incluyen los 437.834 del llenado del depósito de Pastoriza en verano de 2013.
En segundo lugar, recalcan que los servicios encargados “fueron resultado de un encargo verbal de la administración, sin el visto bueno ni de Augarsa, ni del administrador concursal”, a lo que añaden que “no existen pruebas fehacientes que acrediten” la prestación del servicio por las cuantías que se reclaman.
El resto de su argumentación, abunda en estos puntos. “Fue una decisión adoptada unilateralmente por el Ayuntamiento”, dicen y añaden que el mismo se llevó a cabo “contra el criterio técnico del gerente y con una justificación que el propio administrador concursal puso en duda”.
La corporación desestimó este recurso porque en este paso del proceso, se determina la cantidad, algo “independiente de la ejecución de la misma ya que su exigencia sí está suspendida”.
Dicho esto, el informe de la secretaria municipal hace hincapié en que Aqualia “quiere obviar una actuación de emergencia, que garantizó el suministro de agua” para todo el municipio. Por ello, considera que la empresa “conculcó sus obligaciones y propició el colapso del servicio”.
Sobre si fue o no una decisión unilateral, el Ayuntamiento expone que la medida fue “informada” al administrador concursal –el servicio ya estaba intervenido–, que “no mostró oposición alguna”.
Menciona las pluviometrías de los últimos años y asegura que gracias a la “intervención municipal y mantenimiento de la red” se “ha evitado el riesgo de desabastecimiento”. Por lo que queda, a su juicio, demostrado el “incumplimiento” de FCC y “muestra la ausencia de buena fe en el recurso de Aqualia”.

Arteixo y Aqualia mantienen su pelea por los 400.000 euros del llenado de los tanques en 2013