El Javier Imbroda es una ‘bestia negra’ para el Coruña

|

El Basquet Coruña retomará mañana la competición en pabellón Javier Imbroda de Melilla, una pista que históricamente no se le ha dado demasiado bien, como demuestran las tres victorias que ha conseguido en 11 visitas al feudo del decano de la Liga. 
El último éxito data del 8 de mayo de este mismo año. Fue en el segundo partido de semifinales del playoff, cuando los de Tito Díaz, liderados por un colosal Zach Monaghan (25 puntos, 9 asistencias y 31 de valoración), vencieron por 97-99 y colocaron el 1-1 en una serie que se torcería en el cuarto, disputado en Riazor, donde los de Alejandro Alcoba arrasaron (61-81) y luego sentenciaron como locales en el quinto y último(88-82).
Dos jugadores de la plantilla norteafricana del pasado curso, Marcos Suka-Umu –continúa este año– y Asier Zengotitabengoa, participaron en el triunfo anterior –importantísimo en la posterior e histórica clasificación para la postemporada–, por 75-80, en la campaña 12/13 y con el alero vasco como MVP naranja: 21 tantos, 7 rebotes y 23 de valoración. De aquel Basquet Coruña, que entrenaba Antonio Herrera, permanecen en el plantel Ángel Hernández y Javi Lucas.
El primer triunfo en el Imbroda data del curso 2000/2001, con Darío Quesada (19 puntos, 5 rechaces y 22 de valoración) como principal artífice del 69-73 a favor del entonces llamado Sondeos del Norte.
De las ocho derrotas en suelo melillense, tres se produjeron en la campaña precedente: 86-72 en fase regular, 101-83 en el primer partido de la penúltima ronda de playoffs y el mencionado 88-82 del quinto choque.
En la 14/15, los de Tito Díaz cayeron por un claro 84-70, un marcador muy parecido al que se resgistró una campaña antes (81-67). El primer enfrentamiento, en la 01/02, se saldó con triunfo local por 61-58, el más ajustado de esa primera era, ya que en la 98/99 el Melilla se imopuso por 84-58 y una campaña después también lo hizo con holgura (86-70).

El Javier Imbroda es una ‘bestia negra’ para el Coruña