El comercio multiplica sus ventas en el fin de semana previo a la Navidad

El Ideal Gallego-2014-12-22-003-6e6bd204

Miles de coruñeses y consumidores de otras localidades gallegas colapsaron ayer el comercio de la ciudad para realizar sus últimas compras antes de las fiestas de Nochebuena y Navidad. Si la campaña festiva se estaba desarrollando en unos términos bastante discretos, tal y como preveía el sector el sábado y, sobre todo ayer, las ventas se dispararon. A diferencia de otros años, en esta ocasión los clientes se repartieron de forma equitativa entre los centros comerciales y los negocios de proximidad de
A Coruña.
Los empresarios coruñeses se desperezaron ayer con muchas esperanzas de incrementar los balances de cuentas propios de estas fechas ante un inicio de campaña bastante flojo y el tiempo acompañó para conseguirlo. Los comerciantes, que hace tan solo unos días se quejaban de que la climatología estaba dando al traste con sus cálculos, atendieron a miles de personas. Y los ingresos se multiplicaron.
Aunque a primera hora de la mañana todavía se encontraban pocos compradores por la ciudad, en torno al mediodía la afluencia a los comercios se fue animando.
Zonas como la calle Real o el área de la plaza de Lugo se llenaron pronto de gente ávida de encontrar los regalos perfectos, al igual que ocurrió en grandes superficies como Marineda City. No obstante, el sol invitó a pasear al público y este acudió a pie a gastar. Por ello, y pese a algunas obras, se evitaron los grandes atascos que se habían visto en otras ocasiones.
No obstante, el tráfico se intensificó bastante a media tarde y algunos conductores sufrieron retrasos en las carreteras de entrada a la ciudad. Y es que muchos de los consumidores se desplazaron desde municipios del área metropolitana o, incluso, desde otras ciudades próximas como Ferrol.

Mayor empuje del pequeño
En medio de tanta animación, se registró un cambio de tendencia que vino a refrendar el ligero resurgir del pequeño comercio que notan los propios representantes del sector.
Si bien es cierto que los centros comerciales alcanzaron unos niveles de afluencia muy altos, los atascos más importantes se produjeron en la zona centro. A las 19.00 horas la Policía Local reconoció que desde una hora antes “el tráfico es intenso en la zona de plaza de Ourense y La Marina”.
Por contra, explicaron que hasta esas horas no hubo grandes retenciones ni en los accesos a Marineda City ni en las rondas. Al cierre de los establecimientos si se vivieron algunas colas.
Las tiendas más visitadas fueron como casi siempre aquellas dedicadas a la venta de productos textiles y calzados, aunque quien más y quien menos aprovechó bien el día. El presidente de la Asociación Zona Comercial Obelisco, Antonio Amor, aseguró que las previsiones son “positivas” pese a la contención de los primeros días de campaña.

El comercio multiplica sus ventas en el fin de semana previo a la Navidad

Te puede interesar