Arteixo repintará la carretera de Oseiro en cuanto sea de su propiedad

11 febrero 2011 página 18 Arteixo.- Un conductor se enfrenta a los vecinos de Oseiro cuando protestaban por el pintado de la AC-415
|

Ya han pasado más de cinco años desde que la Xunta planteó un proyecto de rotondas para la
AC-415 que nunca se llegó a ejecutar. Sin embargo, los vecinos se encontraron con un pintado planeado para esas glorietas inexistentes y que les prohibía el giro a la izquierda. Los vecinos de Oseiro comenzaron a protestar y, ahora el Ayuntamiento de Arteixo afirma que modificará la señalización horizontal en cuanto se formalice el cambio de titularidad.
Las cuentas de la Administración autonómica, actual responsable de la carretera, son que esta sea de Arteixo en un par de meses, una vez aprobada la cesión por el Consello da Xunta.
“El pintado se cambiará según las peticiones de los vecinos, para que puedan girar con facilidad y seguridad, sobre todo en los giros a la izquierda”, aseguran desde el Ayuntamiento arteixán.
El alcalde, Carlos Calvelo, aseguraba a los vecinos en 2012 que los técnicos municipales realizarían un contrainforme al efectuado por los funcionarios autonómicos para iniciar una nueva negociación y conseguir el cambio del pintado.
El informe se hizo y la nueva señalización fue “aprobada el año pasado”, como recuerda un miembro de la asociación San Tirso de Oseiro. Con el tiempo, la propuesta municipal fue cambiando hasta llegar a la mencionada cesión de la vía, de este modo, una vez que sea de Arteixo, se impondrá el criterio exclusivo de la administración local (siempre respetando el código de Tráfico).
Justo por este motivo, los vecinos se muestran escépticos. “Nosotros no sabemos nada, hemos pedido que lo cambiaran –el pintado– como estaba en un principio, las pintadas fueron aprobadas el año pasado y no se hizo nada, acaba el mandato y seguimos igual. No sabemos cuándo lo van a hacer”, lamentan desde la asociación San Tirso de Oseiro.

SErvicios
Cuando en la sesión plenaria se aprobó que se solicitase a la Xunta la cesión de la AC-415, la oposición advertía de que se trataba de un negocio “ruinoso”. Desde el gobierno local señalan que, de momento, no hay “un presupuesto de mantenimiento”.
En este sentido, aclaran que el coste a mayores para las arcas municipales tendrá que ver con el asfaltado, porque “las instalaciones de saneamiento, abastecimiento, iluminación, etcétera, ya era competencia del Ayuntamiento”. La diferencia principal, subrayan, es que ahora los trámites serán “más ágiles”.
Además hacen hincapié en que con la cesión, Arteixo será el “único interlocutor” con Fomento a la hora de que se ejecute la circunvalación de Meicende a la autovía a Langosteira.

Arteixo repintará la carretera de Oseiro en cuanto sea de su propiedad