El fotógrafo Luis Carré invita a pescar sonrisas en el mar

El Ideal Gallego-2013-10-25-014-eb86317c
|

Érase un mundo gris donde la sonrisa era algo desconocido. El fotógrafo Luis Carré comienza así su particular cuento, que sitúa en el mar porque impacta a pesar de ser agua y no tener forma. En su planeta imaginario, la corrupción y la incompetencia más salvaje se adueña de todo. De tal manera que los bancos se aprovechan, los señores pierden sus casas y lo que es peor, los jóvenes no tienen futuro. También se lo han robado. Ante tal panorama, el protagonista del cuento acude a la playa y ve a un hombre con la sonrisa puesta. Una especie única en su mundo gris.
El hombre le confiesa años más tarde el secreto. Que se halla en el mar que el artista retrata para traerlo en bandeja a la galería Atlántica. En medio de lo azul, aquel sujeto era capaz de atravesar puertas imaginarias. Ellas eran las culpables de hacerle sonreir. En medio de toda aquella tristeza.
Y el cuento se relata desde hoy a las 20.00 horas con fotografías oceánicas. Donde “no hay puertas de madera, con tirador y bisagras”, alerta Carré, pero sí la receta para verlas. Solo hay que agudizar la vista. En “Gates to Freedom”, el espectador se enfrenta a parcelas atlánticas. Que están muy cerca de sus casas.
En concreto, las instantáneas están sacadas en A Coruña y alrededores. Él las realizó para una exposición en Amsterdam que hoy recala en el mismo escenario de su cuento. Carré explica que todo surgió a raíz de los sucesos que acontecieron en 2012 en la ciudad. Cuando el mar se tragó al estudiante Tomas Velicky y a tres policías. El artista quedó impactado y  pensó que debía hacer algo.


la historia
Así que se enfrentó a la masa azul y discurrió la forma de fotografiarla: “Es algo tan fuerte y maravilloso”. Después le vino a la cabeza la historia. Todavía no sabe si se la inventó o no, pero prefiere imaginársela en la boca de un marinero de A Costa da Morte. Que ahoga los naufragios vividos en una copa de aguardiente y está callado. Hasta que un día la suelta al viento y hace que los demás se queden en absoluto silencio.
“Gates to Freedom” se podrá ver en el centro de arte hasta el 26 de noviembre. Tiempo para entrar por una de esas puertas y tocar la felicidad. Aunque sea pasajera. Para volar entre el realismo de las imágenes de Carré y la abstracción, porque esos cachos de Atlántico que acota no son otra cosa que ideas. Atrapadas entre la espuma de las olas y capaces de trazar las líneas de un cuento distinto para cada persona que las ve.

El fotógrafo Luis Carré invita a pescar sonrisas en el mar