El faro de Oza se convertirá en un nuevo espacio cultural y formativo

El Ideal Gallego-2014-09-25-003-a853a221
|

A Coruña tendrá en los próximos meses un nuevo espacio cultural ubicado en el faro de Oza, una infraestructura totalmente en desuso actualmente. Esta actuación será posible gracias a la cesión, por parte de la Autoridad Portuaria, de un total de 23.000 metros cuadrados en el entorno de Oza, que será efectiva antes del 30 de junio de 2015.
Para entonces, el Puerto habrá realizado las obras de acondicionamiento pertinentes para mejorar al alumbrado y el mobiliario público en la zona comprendida entre la rotonda de entrada a la zona portuaria hasta el propio dique. En total, una inversión de 175.000 euros que asume el ente portuario.
Gracias al convenio que suscriben ambas partes, el Ayuntamiento podrá poner el faro a disposición “de toda la ciudadanía”. Así lo señalaba ayer el alcalde, Carlos Negreira, que explicó que se había llegado a un acuerdo con el Club Marítimo de Oza para transformarlo en un centro cultural. “Después de 50 años sin uso, queremos abrir este faro a todos los ciudadanos con un proyecto que va a transformarlo en un centro cultural, base de conferencias y en un centro de enseñanza, que recuperará la historia de este antiguo fortín del siglo XVI”, indicó. El faro albergará una biblioteca virtual y un museo sobre la historia del mismo. Se puso en funcionamiento en 1917 y se dejó de usar en 1963.

mejora del espacio
Antes de realizar la cesión de los terrenos, la Autoridad Portuaria deberá ejecutar las obras de acondicionamiento que incluyen, además, la mejora de toda la red de saneamiento con el fin de incluirla en la red municipal, ya que ahora hay fosas sépticas.
El presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Losada, aclaró que la cesión será de forma indefinida y, aunque el ente portuario seguirá teniendo la titularidad de los terrenos, el Ayuntamiento se encargará del mantenimiento de los mismos. “Pasan a estar bajo la tutela y jurisdicción municipal”, explicó Losada, que dijo que eso no era más que poner por escrito lo que ya es un hecho, que el uso por parte de la ciudadanía de estas instalaciones.
Sin embargo, y aunque el proyecto trata de poner a disposición de los ciudadanos la infraestructura del faro de Oza y su entorno, no todos los vecinos lo ven con buenos ojos. De hecho, la agrupación vecinal de Os Castros, considera “un espolio do patrimonio público para que unha entidade privada faga negocio co que é de todos e todas”. Se refieren a que sea el club marítimo O Puntal el que vaya a gestionar el centro.
Desde la entidad vecinal recuerdan que, junto con la Cofradía de Pescadores, habían propuesto al Ayuntamiento que el faro se convirtiera en un Aula del Mar y de formación para la cofradía e insisten: “aínda hoxe non tivemos resposta.”
El anuncio también ha encontrado las críticas del BNG, que denuncia que llevan demandando que el faro de Oza sea de uso social desde mediados del pasado año. Además, dicen que esto obliga a cambiar el uso de los terrenos en el PGOM.

El faro de Oza se convertirá en un nuevo espacio cultural y formativo