La primera jira a Os Caneiros deja más de cuatro mil kilos de basura

los servicios de limpieza trabajaron durante horas en el campo de os caneiros susy suã¡rez
|

La tempestad dio paso a la calma pero dejó huella en Os Caneiros. Los servicios de limpieza del Ayuntamiento de Betanzos durante horas para tratar de devolver al paraje la imagen idílica que luce 363 días al año y recoger los excesos de una tarde de fiesta: más de 4.000 kilos de basura, cinco evacuaciones y, como cada 19 de agosto, el mismo debate en las calles de Betanzos.
La primera impresión es de menos basura que el año pasado pero, como siempre el “día después”, el platanar acusaba a golpe de contenedores, las inclemencias que los romeros habían descargado sobre él: botellas, cristales, briks, bolsas y restos de camisetas en los árboles y hasta en la otra orilla del Mandeo.
El servicio municipal de limpieza completó el “aseo” y “desinfección” del campo tras la celebración de la primera de las jiras, y este martes continuará los trabajos a lo largo del camino de San Xiao  desde Os Anxos.
El titular de la Concejalía de Infraestructuras, Antonio Vázquez Lorenzo, explicó que para la segunda romería el dispositivo de limpieza se ampliará al cauce, de Betanzos a Os Caneiros.
El Ayuntamiento de Betanzos prevé que la jira del 25 congregue menos participantes, si bien volverán a editarse folletos con las recomendaciones para participar en la romería y se mantendrá el mismo dispositivo de seguridad, formado por más de cien personas entre Protección Civil, Guardia Civil, Policía Local de Betanzos y Cruz Roja.

Evacuaciones
En el capítulo de incidencias, la ciudad vivió unos “Caneiros do 18” bastante “tranquilos”, con cinco traslados en zódiac hasta el muelle de A Tolerancia. “Un número muy inferior a otros ocasiones”, según  los responsables de Protección Civil. Una crisis de ansiedad, un corte, una caída, y dos intoxicaciones etílicas, además de otras dos intoxicaciones y cinco esguinces que se atendieron en Os Caneiros.
El resto de intervenciones se centraron, como en años anteriores, en picaduras de insectos y cortes o pequeñas heridas, además de alguna complicación con las embarcaciones, provocada por la marea baja al regreso, sobre todo bajo A Ponte Vella.
Tareas de limpieza al margen, como cada 19 y 20 de agosto, el mismo debate regresa en las calles de Betanzos. ¿Se ahoga la tradición en el Mandeo? Los responsables locales llaman la atención sobre el grado de concienciación de los brigantinos a favor de la recuperación de la verdadera tradición de Os Caneiros.
Entre los vecinos son muchos los que lamentan que, pese a los esfuerzos realizados por la sociedad betanceira proliferen prácticas que nada tienen que ver con la romería de Os Caneiros. n

La primera jira a Os Caneiros deja más de cuatro mil kilos de basura